Volver a sección

Policiales

Policías locales deben tomar fotos a "sospechosos"

Los "Pitufos" recibieron la orden de fotografiar en forma encubierta en la vía pública. Críticas del secretario de Gobierno, Emilio Contreras, quien opinó que los efectivos locales fueron formados en la escuela de Lombroso.

 

En el marco de los cuestionamientos que se vienen escuchando hacia la policía de Cañuelas por sus operativos de interceptación de jóvenes, pedidos de documentos y revisión de mochilas, trascendió esta semana que los efectivos de la Policía Local recibieron la directiva de fotografiar a potenciales sospechosos.

Los denominaos "Pitufos" por su indumentaria de azul eléctrico tendrán que hacer no menos de seis identificaciones por día y mientras uno se ocupa de pedir los documentos y datos del transeúnte, su compañero debe fotografiarlo de manera disimulada, usando su teléfono celular.

"Esta directiva estaba dando vuelta desde hace tiempo pero no se implementaba. Desde el viernes tenemos la orden de cumplirla a rajatabla. Sospechoso que vemos, tenemos que tratar de sacarle una foto sin que se dé cuenta" relató un efectivo afectado a una cuadrilla del radio céntrico.

InfoCañuelas se comunicó con el secretario de Seguridad, Ariel Morlini, para consultar el origen de esa insólita medida y quién la había dispuesto. "No tengo conocimiento de que exista esa orden. Nunca me lo han manifestado", respondió el funcionario.

La legislación argentina protege el derecho a la imagen y a la privacidad vulnerados por el acto de fotografiar al otro sin su consentimiento. El hecho resulta mucho más grave cuando los fotografiados son menores de edad.

Podría suponerse que el registro fotográfico en la vía pública está destinado a crear un banco de imágenes de "sospechosos". Es lo que se llama el “libro de malvivientes”, implementado por el Decreto 2.019/67 durante la dictadura de Onganía, que autorizaba a la policía a fotografiar a las personas cuando se los fichaba. 

Desde el 2005 en la Provincia de Buenos Aires está prohibido el uso y exhibición de álbumes fotográficos en comisarías. La resolución fue dictada por el Juez Luis Arias a partir de un Habeas data colectivo interpuesto por el CIAJ (Colectivo de Investigación de Acción Jurídica) que entendía que dichas fotografías afectaba los siguientes derechos protegidos por el Pacto de San José de Costa Rica y la Constitución Nacional: la inviolabilidad de la defensa en juicio y el principio de inocencia; la igualdad ante la ley y la no discriminación; el principio de razonabilidad en la limitación de los derechos; el derecho a la intimidad, al buen nombre y al honor; la prohibición de “injerencias arbitrarias” y el derecho a la libertad personal.

CRÍTICAS DEL SECRETARIO DE GOBIERNO

Entre tanto el secretario de Gobierno del municipio, Emilio Contreras, publicó un sugestivo tweet: "La policía local de #cañuelas parece formada por la escuela de Césare Lombroso. Demora sin pedir antecedentes. Es abuso de autoridad". El mensaje alude al célebre médico y criminólogo italiano que desarrolló una teoría racista según la cual la delincuencia estaba asociada a determinados rasgos físicos y biológicos, método similar al utilizado por el nazismo para justificar el antisemitismo.

Ante un llamado de InfoCañuelas Contreras explicó que "Retuvieron a dos personas en la calle una hora, le hicieron vaciar las mochilas y nunca llamaron para pedir antecedente ni nada. Los demoraron para identificarlos en una actitud prejuiciosa".

INFOCAÑUELAS