17 de junio. Cañuelas, Argentina.

weather

Pidieron 11 y 15 años de prisión. El lunes se conocerá la sentencia para el empresario Ariel Sack

Está imputado por las muertes de una madre y su hija en un siniestro vial ocurrido en Cañuelas en 2020. Conducía a alta velocidad y bajo los efectos del alcohol.

Familiares de las víctimas en la jornada de alegatos.

Familiares de las víctimas en la jornada de alegatos.

Luego de dos jornadas de juicio oral y público desarrolladas en el Tribunal Oral 3 de La Plata a cargo de los jueces  Ernesto Domenech, Andrés Vitali y Santiago Paolini, el próximo lunes 15 de mayo se conocerá la pena para el empresario Ariel Sack, procesado por las muertes de Yamila Melendres y su madre Liliana Altamiranda en un siniestro vial ocurrido el 12 de marzo de 2020 en la localidad de San Esteban, partido de Cañuelas.

Mientras que la fiscalía de juicio a cargo del Dr. Juan Pablo Caniggia solicitó 11 años de prisión, el abogado de la familia Melendres, Mariano Costa, reclamó una pena de 15 años. 

La defensa, ejercida por el Dr. Carlos Omar Silva, alegó que Sack conducía alcoholizado por lo que no fue plenamente consciente de los hechos.

“En el alegato pedimos 15 años por considerar que hubo un homicidio simple con dolo eventual que prevé una condena de 8 a 25 años. Durante el juicio pudimos conocer nuevas pruebas, como los chats telefónicos del imputado en los que se vio que había personas que le sugerían tirarse a un costado de la ruta y descansar, pero él hizo caso omiso y siguió manejando. La conversación que mantuvo en esos chats demuestran que estaba ubicado en tiempo y espacio y que sabía el daño que podía ocasionar” dijo a InfoCañuelas el Dr. Costa.

Asimismo, Costa pidió que se le revoque la prisión domiciliaria que oportunamente le concedió el juez Martín Miguel Rizzo en el Club de Campo Las Perdices y que la prisión sea de cumplimiento efectivo. 

Sack se encuentra detenido desde el jueves 12 de marzo de 2020. Ese día, a bordo de su Ford Kuga Titanium, impactó en la parte trasera de dos autos que se hallaban parados sobre la Ruta 3 a la altura del semáforo del barrio San Esteban, en el partido de Cañuelas, aguardado la luz verde.

Como resultado del impacto murieron dos integrantes de una familia de Virrey del Pino que iban en un VW Gold Trend: Yamila Melendres, de 23 años, y su madre Liliana Altamiranda, de 54, en tanto que el conductor Matías Melendres, integrante de la misma familia, fue hospitalizado con lesiones graves.

El test de alcoholemia indicó que Sack conducía con 2.25 gramos de alcohol en sangre (el máximo permitido para conductores de autos era 0,5 g/l).
 

Escrito por: Redacción InfoCañuelas