Volver a sección

| Policiales

Piden perpetua en el caso del doble crimen

El fiscal solicitó la pena máxima para los imputados Carlos Garay, Fermín Herbalejo y Roberto Sequeira. El veredicto se conocerá el viernes.

El fiscal solicitó la pena máxima para los imputados Carlos Garay, Fermín Herbalejo y Roberto Sequeira. El veredicto se conocerá el viernes.

1 / 8

1 / 8

2 / 8

2 / 8

3 / 8

3 / 8

4 / 8

4 / 8

5 / 8

5 / 8

6 / 8

6 / 8

7 / 8

7 / 8

8 / 8

8 / 8

El juicio por el doble crimen de Máximo Paz llega a su instancia final.

Este lunes, en la sala A de La Plata se llevó a cabo la última jornada de declaraciones y la presentación de los alegatos.

Como era de prever, el fiscal Gabriel Sagastume solicitó para los tres imputados la pena de prisión perpetua por el delito de homicidio calificado por alevosía.

Consideró que mientras Fermín Herbalejo y Roberto Sequeira fueron los autores materiales del hecho, Carlos Garay fue partícipe necesario.

Para la calificación del hecho Sagastume se apoyó en el informe del médico policial Hilario Ledesma, quien sostuvo que Flavia Aguirre y Andrea Lungo fueron ejecutadas en el mismo baldío donde fueron halladas, y que al momento de recibir el disparo en la nuca se hallaban maniatadas, en posición inferior y en situación de indefensión.

La misma pena fue solicitada por Silvia Negrete y Oscar Rodríguez, abogados que representan a la mamá de Flavia Aguirre, aunque incorporaron también el delito de violación.

En este sentido Rodríguez explicó que la motivación del crimen fue ocultar la violación previa y que los imputados utilizaron armas para amedrentar a sus víctimas.

Rodríguez -integrante de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, filial La Plata- comparó el crimen de Flavia y Andrea con el de María Soledad y destinó varios minutos a describir el "entorno mafioso" del doble homicidio de Cañuelas.

"El crimen fue cometido con una violencia inusitada y con un final de tipo mafioso. Con posterioridad al hecho prosigue la impunidad amedrentando a testigos con la participación de algunos profesionales del derecho. En todos los testigos quedó inscripto el miedo. El tribunal debe tener en cuenta el contexto para valorar la prueba, porque si no tendríamos una sentencia de ficción".

En lo que respecta a los imputados, tanto Silvia Petroff (abogada de Garay) como Mauricio Armagno (Sequeira y Herbalejo) pidieron la absolución de sus defendidos.

Petroff se concentró en la ausencia de pruebas directas, el exceso de pruebas indiciarias y en la contradicción de los testigos, mientras que Armagno puso el acento en la investigación policial, la que calificó como "lamentable" y que a su juicio careció de objetividad.

El letrado tuvo durísimas palabras para el subcomisario Augusto Azzola, el hombre que llevó adelante la pesquisa en la etapa final.

Dijo que el policía de Cañuelas hizo "un amontonamiento informe de declaraciones sin sentido que no llevaron a ninguna parte y que han privado a las víctimas de saber lo que ocurrió". Y luego aseveró que la fiscal de instrucción, Ana Medina, "compró pescado podrido policial".

Sagastume se refirió también a este punto y desestimó cualquier irregularidad en la investigación. "Descarto el clásico complot policial; en cambio sí hubo intimidaciones y amenazas de parte del entorno de los imputados y sus abogados", subrayó.

El veredicto del tribunal presidido por el Dr. Joaquín Bernard se conocerá el viernes próximo en horas de la tarde.

INFOCAÑUELAS
 

Galería multimedia

La noticia en imágenes y videos

x