Volver a sección

| Policiales

Piden la detención de un dirigente de ATILRA y cuatro empleados de Mayol

La medida solicitada por los abogados de la empresa láctea fue avalada por la fiscal Norma Pippo. Alegan peligro de fuga y entorpecimiento de la causa. El juez Martín Rizzo tiene cinco días para resolver.

La medida solicitada por los abogados de la empresa láctea fue avalada por la fiscal Norma Pippo. Alegan peligro de fuga y entorpecimiento de la causa. El juez Martín Rizzo tiene cinco días para resolver.

Piden la detención de un dirigente de ATILRA y cuatro empleados de Mayol

 El acampe realizado en marzo. Archivo.

El conflicto que desde el 1 de marzo enfrenta a la empresa Mayol y al gremio ATILRA escaló en los últimos días al punto más álgido. Los abogados de la firma láctea, Florencia Arietto y Juan Fontana, acaban de pedir la detención de cuatro empleados y del delegado regional del sindicato, Guillermo Arregui.

El pedido de detención se deriva de la causa por Robo Agravado, Daño y Amenazas Coactivas (IPP 06-03-792-21) que la fiscal Norma Pippo lleva adelante contra 28 gremialistas y empleados que entre el 1 y el 5 de marzo mantuvieron un acampe frente a la planta fabril ubicada en la zona rural de Gobernador Udaondo. Todos ellos están procesados y ya fueron citados a indagatoria para el mes de agosto.

Para fundamentar el pedido de detención Arietto y Fontana argumentaron que existe riesgo de fuga y entorpecimiento probatorio. La fiscal Pippo avaló la petición y ahora el juez Martín Miguel Rizzo tiene cinco días hábiles (a partir del viernes 14) para definir la situación procesal de los imputados.

El pedido de arresto alcanza a Guillermo Arregui, 39 años, domiciliado en General Las Heras, secretario General de la filial Cañuelas del gremio lechero; y a cuatro empleados de la empresa: Eduardo Ismael Rodríguez (50), Néstor Fabián Bordón (41), Juan Pablo Miño (23) y Ramón Miño, los tres primeros domiciliados en Udaondo y el cuarto en San Miguel del Monte. 

“En su momento pedimos la detención de los 28 gremialistas y empleados que bloquearon la planta. Mientras ese pedido estaba en análisis en la justicia se produjo una serie de acciones que desde nuestro punto de vista configuran un entorpecimiento probatorio con riesgo de fuga; y por eso estamos pidiendo la detención inmediata de cinco personas que han participado en estas acciones. Hubo una falsa denuncia por amenazas contra el abogado laboral de la firma Mayol, Juan Beluardo; una falsa denuncia por coacción contra la Sra. Paulina Mayol y un apriete contra la escribana Arín. Además, tres de los empleados no son ubicables en sus domicilios” describió la Dra. Arietto a InfoCañuelas.

Agregó que de los cuatro empleados que la empresa decidió suspender preventivamente por estas involucrados en la causa penal de marzo pudieron notificar solamente a uno, Néstor Fabián Bordón. “Esta persona luego denunció a la Sra. Paulina Mayol diciendo que lo extorsionó para que firmara la notificación, lo que es una absoluta mentira y lo vamos a probar mediante una grabación en video que tenemos de toda la secuencia. Esto va a dar lugar a una nueva denuncia penal contra el señor Bordón por falsa denuncia”, indicó Arietto.

Fontana, Beluardo, Arietto y Paulina Mayol durante una audiencia en Lobos. Archivo.

Agregó que ante las dificultades para notificar a Rodríguez y los hermanos Miño; y ante la inexistencia de un servicio de correo oficial en Gobernador Udaondo, fue necesario recurrir a un escribano para que certificara las notificaciones. “Las 28 personas que bloquearon la planta están procesadas y por lo tanto saben que deben permanecer en su domicilio o ser ubicables. Hay tres personas que no son ubicables en sus domicilios lo que es un claro indicio de que podrían fugarse” agregó Arietto.

“Entiendo que en el caso en estudio debe valorarse las particulares características de un accionar desvergonzado y totalmente desajustado a la ley (violencia desplegada), que conlleva fundadamente a inferir respecto de la existencia de peligros procesales concretos que justifican la medida de coerción personal requerida. Se trata de personas violentas que han intentado coaccionar a la escribana de la ciudad de Cañuelas, la Dra. María Andrea Arín, quien ha sido cuestionada e intimidada a través de cartas documentos, enviadas por los señores Eduardo Ismael Rodríguez, Juan Pablo Miño, Néstor Fabián Bordón y Ramón Miño, amenazando con denunciarla por un delito de Falsedad Ideológica y de Coacción. En este sentido, se solicitará que se la cite a la escribana a prestar declaración testimonial” indica el escrito firmado por los abogados Fontana y Arietto que Rizzo tiene en estudio.

Luego señalan: “Entendemos que esto es un obrar temerario, intimidatorio y de apriete, que genera un entorpecimiento del accionar de la Justicia, coaccionando y utilizando todo tipo de actos que causen miedo hacia personas de bien como lo es la Escribana Arín. Entendemos que el propósito es que no avance la presente investigación penal preparatoria. Este es un hecho nuevo, al petitorio de detención formulado por esta parte, que entiendo debe ser valorado, dictando en forma urgente la orden de detención para que puedan producirse el resto de las pruebas pendientes sin ningún tipo de obstáculo procesal”.

x