Volver a sección

Policiales

Nuevos datos complican a Sagini y Marconi

Un comerciante declaró que ambos delincuentes le compraron una moto con la que habrían asaltado el supermercado chino del barrio Los Aromos, días antes del crimen de los hermanos Massa.

 Burlando y Tiberio, abogados de la familia Massa, conformes con el resultado de la fecha.

Este miércoles 17 de junio se realizó la tercera jornada del juicio oral y público contra Fernando Marconi y Edgardo Sagini, imputados por el crimen de los comerciantes Leonardo y Marcelo Massa, ocurrido el 1 de julio de 2012.

El aporte más significativo de la jornada fue la declaración de un vendedor de motos que aseguró haber atendido en su local a Marconi y Sagini el 12 de junio de 2012.

El comerciante explicó que ambos adquirieron una moto negra que en primer término iba a ser inscripta por Sagini, pero como no tenía el DNI, decidieron ponerla a nombre de Marconi. La transacción quedó asentada en un registro que fue puesto a disposición del Tribunal.

Se cree que al día siguiente usaron esa moto para asaltar el supermercado chino de la calle Perú. El propietario, Liu Yu Sen, reconoció a Sagini como la persona que ingresó armado el 13 de junio. Las imágenes del delincuente fueron captadas por las cámaras del circuito interno que posee el comercio.

La declaración del vendedor de motos echó por tierra la estrategia de los acusados, quienes desde un primer momento vienen sosteniendo que no se conocían.

Posteriormente declararon peritos balísticos, quienes iniciaron la ronda de testigos relacionados con el doble crimen. Los técnicos de la Policía Científica dieron cuenta de la gran cantidad de proyectiles levantados en el local de Doña Rosa, lo que demuestra que existió una brutal descarga de disparos hacia la humanidad de los hermanos Massa.

Además, recordaron el hallazgo de una zapatilla New Balance que el homicida perdió cerca de la caja registradora, al escapar del lugar de los hechos. Como se recordará, se realizó un estudio comparativo de ADN entre los restos de piel extraídos del calzado y la sangre de Sagini, lo que dio una coincidencia del 100 por ciento. El abogado Julio Beley intentó desacreditar esa prueba de ADN argumentando que su defendido fue sometido a una extracción sanguínea compulsiva, pedido que fue rechazado por la fiscal Rosalía Sánchez y las tres integrantes del Tribunal. 

Por último se incorporó al debate la declaración que oportunamente realizó el testigo de identidad reservada "Marito" Corbalán, quien le contó al fiscal de instrucción Rodolfo César Robatto que Marconi y "Luli" Sagini se conocían por haber compartido el cautiverio en un penal y que andaban delinquiendo juntos en Cañuelas. Unos días antes de iniciado el juicio, Corbalán apareció muerto en su celda de Florencio Varela.

Las audiencias continuarán este jueves 18 y el viernes 19 para proseguir el lunes 22, martes 23 y lunes 29.

INFOCAÑUELAS