Volver a sección

Policiales

No le pudieron robar y le incendiaron la casa

Ocurrió en el barrio Los Aromos. Los delincuentes intentaron violentar una puerta y al no poder acceder, prendieron fuego el lavadero. La intervención de un efectivo de la Guardia Urbana impidió que el incendio se extendiera al resto de la vivienda.

1 / 6

Así quedó el termotanque en el lavadero de la familia Fantino.

1 / 6

Una casa del barrio Los Aromos resultó parcialmente incendiada por delincuentes que quisieron entrar a robar.

El incidente ocurrió en la noche del lunes y madrugada del martes en la esquina de Sarmiento y Paraguay, donde viven Miguel Angel Fantino, su esposa y dos chicos menores de 9 y 12 años.

“Trataron de entrar a robar y como no pudieron me quisieron quemar la casa. No se quemó toda gracias al valor de un hombre de la Guardia Urbana que se bajó con el matafuego del móvil y apagó lo que pudo mientras llegaban los bomberos. Gracias a eso hoy sigo teniendo una casa”, relató Miguel a InfoCañuelas.

Los Fantino se encontraban en la casa de una persona allegada a la que estaban cuidando por un problema de salud. Los delincuentes aprovecharon su ausencia para robar.

En primer término ingresaron a un garaje, separado de la casa, donde sustrajeron una bicicleta.

Posteriormente quisieron forzar una puerta de la vivienda. Al no poder conseguirlo, prendieron fuego al lavadero. A las 3 y media de la mañana un vecino les avisó lo que estaba ocurriendo.

“Se ve que agarró rápido porque tomó una cortina. Se quemó un baúl donde tenía recuerdos, fotos y cosas de invierno. También se dañó el termotanque, el lavarropas y el secarropas”, relató el damnificado.

Según las primeras versiones, uno de los autores vive en la misma calle Paraguay. El segundo es otro menor que vive en calle Brasil y el tercero un mayor, de 23 años, que vive en calle Independencia de Cañuelas. 

“Así está Cañuelas. Hoy no podés confiar ni en la gente que vive en tu propio barrio. Con vecinos así no precisamos que vengan ladrones de otra localidad. Tengo ganas de hacer justicia por mano propia, un tiro a cada uno y a otra cosa”, agregó Fantino, quien vive en el lugar desde hace 12 años.

A raíz del grave incidente, su esposa se quiere mudar. “Todos estamos muy preocupados. Además, tenemos chicos que están creciendo en un entorno complicado”, concluyó.


INFOCAÑUELAS

Galería multimedia

La noticia en imágenes y videos