Volver a sección

Policiales

Murió un joven de Cañuelas por una presunta sobredosis de cocaína

Iba en un remis y fue parado en un control policial. Minutos después se descompensó. Falleció en el Hospital Marzetti. Se presume que habría ingerido un envoltorio con estupefacientes.

 Foto ilustrativa.

Una persona de Cañuelas identificado como Patricio Eduardo O´Gorman, de 45 años, murió esta madrugada en el Hospital Marzetti, presumiblemente luego de haber ingerido una bolsita que contenía cocaína, según trascendió de fuentes policiales.

Todo comenzó unas horas antes en el km. 64 de la Ruta 3, donde personal de un móvil policial observó un Renault Logan blanco patente AA 471 GU que realizó movimientos que llamaron su atención. Teniendo en cuenta que en esa zona se produjeron varios robos en los últimos tiempos, decidieron interceptarlo en forma preventiva.

En rutas 6 y 205, donde lograron pararlo, se determinó que el vehículo era un remis. Detrás iba una pareja de Cañuelas en cuyo poder se encontró una pistola automática calibre 22.

Ante el hallazgo del arma fueron conducidos a la sede del Comando de Patrullas para averiguar más datos sobre ellos. Según fuentes del caso, minutos más tarde Patricio O´Gorman, con domicilio en la calle Belgrano al 100 de Cañuelas, "comenzó a largar espuma por la boca".

Ante ese cuadro se convocó a una ambulancia que lo trasladó al Hospital Marzetti, donde falleció a los pocos minutos de su ingreso. Según trascendió, la causa del deceso habría sido una sobredosis o intoxicación por la abrupta ingesta. Los médicos que lo asistieron habrían hallado en la boca un envoltorio conteniendo sustancia blanca, por lo que se presume que O´Gorman lo habría tragado para evitar que la policía lo encontrara en la requisa.

En el día de mañana el cuerpo será sometido a autopsia, en tanto que el contenido de la bolsita será sometido a pericia.

La causa, caratulada "Averiguación de causales de muerte" se encuentra a cargo de la fiscalía local.

El remisero, de 25 años, y la pasajera, de 31 años, ambos domiciliados en Cañuelas, quedaron identificados en la causa en carácter de testigos.