Volver a sección

| Policiales

Murió un interno en una granja de tratamiento de adicciones y ordenan investigar las causas

El cuerpo estuvo más de un día en establecimiento antes de ser retirado. La Fiscalía pidió que se efectúe la autopsia y un estudio de Covid-19.

El cuerpo estuvo más de un día en establecimiento antes de ser retirado. La Fiscalía pidió que se efectúe la autopsia y un estudio de Covid-19.

Murió un interno en una granja de tratamiento de adicciones y ordenan investigar las causas

 Sede Cañuelas de la Asociación Revivir.

Honda consternación causó en la Asociación Revivir el fallecimiento de un interno de la institución ubicada en el barrio La Garita. 

La víctima fue identificada como Alberto Ricardo Rubilotta, de 62 años, oriundo del gran Buenos Aires. Si bien las fuentes oficiales indicaron que se habría tratado de una muerte natural, como es de rigor en estos casos se abrió un expediente judicial por "averiguación de causales de muerte".

Su deceso se habría producido el martes a la mañana, pero por inconvenientes administrativos y buroctráticos, el cuerpo fue retirado recién en el transcurso del miércoles.

Los voceros consultados indicaron que el médico del Hospital Marzetti que concurrió al lugar para constatar el fallecimiento no quiso firmar el certificado de defunción y que la ambulancia de la morgue que llegó al mediodía tampoco retiró el cuerpo. El miércoles a la mañana fue retirado por una cochería y depositado en el Hospital Marzetti a la espera del vehículo de la morgue de La Plata.

El fiscal del caso, Lisandro Damonte, ordenó que se le realice la autopsia y se está a la espera del resultado del test de Covid-19 realizado por efectivos de la Policía Ecológica.

La Asociación Revivir, fundada en 1994, se ocupa de la asistencia a personas con adicciones a drogas y alcohol mediante tratamientos ambulatorio o con internación en sus sedes de Cañuelas, Quilmes y Tortuguitas. 

x