19 de abril. Cañuelas, Argentina.

weather 22º

Matías Massa quedó detenido: habrá una marcha para pedir su liberación

El comerciante está preso desde el viernes por “lesiones graves”. A las 17 declarará ante el fiscal Lisandro Damonte y a las 21.30 sus familiares se movilizan a la Comisaría.

Matías Massa.

Matías Massa.

Matías Massa, el propietario del supermercado Doña Rosa de Cañuelas, quedó detenido este sábado por disposición del juez Martín Miguel Rizzo. El hijo del comerciante asesinado en un asalto en 2012 está acusado de perseguir y golpear con un palo a un presunto mechero, a quien le fracturó un hueso de la mano. “Lesiones graves” es la carátula provisoria de la causa, calificación que prevé hasta seis años de prisión.

Matías, de 26 años, prestará declaración este sábado a las 17 ante el fiscal Lisandro Damonte, por el momento asistido por el defensor oficial Roque Funes. 

Entre tanto, los familiares y allegados al comerciante detenido organizan una marcha que tendrá lugar este sábado a las 21.30 hacia la Comisaría 1ra. de Cañuelas, donde se encuentra alojado. El objetivo de la movilización es pedir su inmediata liberación.

Massa es un apellido que cala hondo en la memoria de los cañuelenses. En 2012 Leonardo Massa (papá de Matías) y Marcelo Massa (tío) fueron asesinados a balazos durante un asalto en el mismo supermercado que ahora maneja Matías. Los dos autores del hecho fueron condenados a reclusión perpetua.

QUÉ PASÓ

El viernes alrededor de las 16 hs. Matías se presentó en la Fiscalía 1 para denunciar que revisando las cámaras de seguridad de su local había descubierto a un cliente robando botellas de wisky en dos oportunidades. No pudo hacer la denuncia porque la fiscalía ya estaba cerrada, pero un secretario le dijo que le avisaría a la DDI para que fueran a tomarle la declaración.

En ese ínterin, mientras aguardaba la llegada de los efectivos, Matías detectó a metros de su local al mismo sujeto que había visto en las filmaciones. Interpretó que venía a robarle de nuevo y decidió seguirlo.

Según los datos que se conocen hasta el momento, el supuesto mechero fue seguido unas cuadras por dos vehículos (una moto y un auto) en los que iban Matías y otra persona que no está identificada. En un momento cruzaron al sospechoso y lo golpearon. Matías lo hizo con un palo, una especie de cachiporra similar a la que los camioneros utilizan para controlar el inflado de las gomas.

Un vecino que presenció el incidente avisó a la policía. Cuando los efectivos llegar al lugar apresaron a Massa (la otra persona ya no estaba en el lugar) y secuestraron el palo partido en dos y la moto usada en el supermercado.

El atacado es un menor de 17 años, quien presentaba distintos magullones en el cuerpo y una fractura del metacarpiano (uno de los huesos de la mano). Damonte caratuló la lesión como “grave”. Para el Código Penal las lesiones se consideran “leves”, “graves” o “gravísimas” en función del tiempo de recuperación que demanden o el nivel de afectación de alguna función vital; en este caso por tratarse de una lesión cuya curación demandaría más de 30 días se considera grave. El delito puede derivar en una condena de hasta seis años de prisión.

Al solicitar la detención la Fiscalía también consideró que en este caso no habría existido legítima defensa ni un delito captado in fraganti.

En simultáneo la UFI 1 abrió un expediente por separado para investigar los hurtos que Massa intentó denunciar el viernes a la tarde.

Tatuaje de Matías en memoria de su padre.

AMPLIAREMOS

Escrito por: Redacción InfoCañuelas