Volver a sección

| Policiales

Más robos en Los Campitos y Villa Adriana

Una casa estrenada hace apenas un mes fue saqueada en dos oportunidades. “Vinimos a Cañuelas buscando paz y tranquilidad, pero no es lo que nos dijeron”, expresó una de las víctimas.

Una casa estrenada hace apenas un mes fue saqueada en dos oportunidades. “Vinimos a Cañuelas buscando paz y tranquilidad, pero no es lo que nos dijeron”, expresó una de las víctimas.

Más robos en Los Campitos y Villa Adriana

 La puerta fue violentada con una maza.

Los episodios de robos, escruches y saqueos se propagan sin control en amplios sectores de Cañuelas. Esta madrugada fue el turno de viviendas ubicadas en los barrios Los Campitos y Villa Adriana, sobre el corredor de la Ruta 205.

Florencia y Diego son dos habitantes de La Matanza que en octubre compraron un terreno en Los Campitos con el objetivo de tener una vivienda de fin de semana. En enero colocaron una prefabricada y una pileta y en menos de un mes sufrieron dos robos.

El primero ocurrió el 24 de enero. En esa oportunidad se llevaron la bomba de agua y ventiladores de techo que aún no habían sido instalados. Se sospecha que algo interrumpió a los delincuentes: abandonaron el botín en unos pastizales al lado de la vía, por lo que las víctimas pudieron recuperar todo.

El gazebo fue usado una sola vez.

El segundo hecho fue hoy a la madrugada. A la mañana un vecino les avisó que la puerta de la casa se encontraba abierta y rota a mazazos. Cuando Florencia y Diego llegaron al lugar se encontraron con la casa inundada: los delincuentes se habían llevado el termotanque (un Heineken eléctrico de 50 litros línea ADN). Con total tranquilidad, se tomaron todo el tiempo del mundo para desinstalarlo, volcando el contenido en la cocina.

También se llevaron una máquina-pistola de pintar Lüsqtoff, una pava eléctrica, un gazebo usado apenas una vez, un colchón inflable, paquetes de yerba y azúcar a medio usar, galletitas, una bolsa con cubiertos descartables y hasta jugos saborizados y gaseosas que estaban en la heladera. El total de los elementos sustraídos suma por lo menos 30 mil pesos.

“Venimos de La Matanza, donde la estamos pasando mal. Nos vendieron paz y tranquilidad, pero en un mes nos robaron dos veces. Esto no es lo que nos dijeron. Cañuelas nos gusta, estábamos felices de haber encontrado un lugar tranquilo, pero lo que está sucediendo nos tira para atrás”, lamentó Florencia en diálogo con InfoCañuelas.

Este mediodía realizaron la correspondiente denuncia policial. “La situación está terrible” fue el comentario que les hizo el oficial que los atendió. Ahora deberán esperar, quizá varias horas, con la puerta abierta a que llegue el perito de la Policía Científica.

En Villa Adriana rompieron una ventana.

OTRO CASO EN VILLA ADRIANA

También esta madrugada se produjo un robo en Villa Adriana. Delincuentes ingresaron en una vivienda situada a media cuadra de la ruta 205.

En una habitación trasera de la vivienda rompieron una ventana y se alzaron con gran cantidad de herramientas.

“Estamos hartos de estos rateros. Llamamos a la policía y ni siquiera tienen un móvil para venir. No podemos vivir tranquilos, los chorros se pasean por tu casa como panchos. Ojalá esta situación se difunda y que la policía tenga más presencia”, comentó Daniela.

x