Volver a sección

| Policiales

Le clonaron su número de WhatsApp e intentaron estafar a sus contactos con una venta de dólares

Le ocurrió a una vecina de Cañuelas. La maniobra se realizó desde un teléfono radicado en Neuquén con una cuenta asociada al Brubank. Intentó hacer la denuncia, pero no se la tomaron.

Le ocurrió a una vecina de Cañuelas. La maniobra se realizó desde un teléfono radicado en Neuquén con una cuenta asociada al Brubank. Intentó hacer la denuncia, pero no se la tomaron.

 Le clonaron su número de WhatsApp e intentaron estafar a sus contactos con una venta de dólares

 Mensaje del estafador haciéndose pasar por Elsa.

Elsa, una vecina de Cañuelas, vivió una jornada desesperante cuando se dio cuenta de que un extraño había clonado su número de WhatsApp y había tomado control de sus redes sociales. Utilizando su número, su nombre y su foto de perfil el estafador intentó convencer a sus contados de que estaba urgida económicamente y que necesitaba vender dólares. Una persona que confundió al impostor con a la verdadera Elsa estuvo a punto de transferir cientos de miles de pesos a cambio de los billetes verdes que le entregarían en persona.

El esposo de Elsa -a quien también le llegó el mensaje ofreciendo la venta de la divisa norteamericana- siguió la conversación para intentar develar quién estaba detrás de la maniobra. La charla avanzó hasta que el delincuente le dio los datos para hacerle la transferencia a una cuenta de Brubank.

Tras cambiar las claves y recuperar el control de sus redes, Elsa intentó hacer la denuncia en la Comisaría 1ra. de Cañuelas y en la fiscalía ubicada en calle San Martín, pero en ambos casos le dijeron que no se había consumado ningún delitos y que por lo tanto no se podía iniciar una acción penal. “¿Acaso tengo que dejar que me estafen y me roben los ahorros para que me crean?” fue su respuesta. Molesta por la situación decidió hacerlo público con el objetivo de alertar a la población.

“El lunes al mediodía me llamó mi hija para preguntarme si yo había armado una lista de difusión por WhatsApp anunciando un cambio de número telefónico. En ese mensaje que les llegaba desde el 299 683 2664 con la foto mía y de mis hijos yo pedía que agendaran mi nuevo número, algo que por supuesto era totalmente falso” contó Elsa a InfoCañuelas.

Aquellas personas que agendaban ese número (con prefijo de Neuquén) recibían un comentario amistoso sobre la vacunación del coronavirus y luego un ofrecimiento para comprar 3 mil dólares. Uno de los tantos que recibió el mensaje fue el propio esposo de Elsa, quien lógicamente ya estaba al tanto de la clonación.

La invitación de la falsa Elsa y los datos usados por el estafador, Gustavo Mealla.

“Mi marido le siguió la corriente, le preguntó cuánto pedía y le respondió que 170 por dólar. Luego le dijo que si no podía hacerle un precio de amigo, entonces le respondió que podía ser 168. ¿Cómo hacemos? ¿Te venís a la oficina? La otra persona le dijo que no podía ir a la oficina en ese momento, que tenía que ser por transferencia urgente y que después le alcanzaba los dólares. Mi marido le siguió la charla, le dijo que así era mejor porque tenía toda la plata en el banco, entonces le pidió los datos para transferirle. El estafador le pasó los datos de una cuenta a nombre de Gustavo Mealla que pertenece al Brubank y el teléfono que usaba era una línea Claro de Neuquén. La conversación terminó cuando mi marido le dijo que viniera a la oficina a entregar los dólares en mano, que ahí le hacía la transferencia en el acto. Ahí dejó de escribir. Luego mi marido lo llamó varias veces, pero nadie contestaba”.

Si bien Elsa rápidamente les envió una advertencia a todos sus contactos avisándoles que de ninguna manera agendaran el número 299 683 2664, una persona estuvo a punto de caer en la trampa. “Cuando estaba por transferirle los pesos se dio cuenta de que la situación era muy rara y se arrepintió”.

Además de clonarle el número, el estafador tomó control durante algunos minutos de sus cuentas de Facebook e Instagram. “Yo empecé poner estados avisando que me habían hackeado el teléfono y estaba persona me borraba los estados, hasta que cambié la clave de gmail y de las redes sociales y retomé el control de las cuentas”.

“Intenté hacer la denuncia en la Comisaría y en la Fiscalía, pero me dijeron que como no había delito, no podían hacer nada. Realmente lamento que sea así, porque tienen un número de cuenta para rastrear a los responsables de esto” concluyó Elsa.

x