Volver a sección

| Policiales

Le allanaron la casa por un asalto y le encontraron más de 50 gramos de cocaína

Lo buscaban por el ataque de un vecino que terminó internado en el Hospital Cuenca.

Lo buscaban por el ataque de un vecino que terminó internado en el Hospital Cuenca.

Le allanaron la casa por un asalto y le encontraron más de 50 gramos de cocaína

Un allanamiento realizado en la tarde del martes en Máximo Paz en el marco de una causa por un asalto a mano armada concluyó con la captura del sospechoso y el secuestro de más de 50 gramos de cocaína fraccionada para su venta.

El procedimiento solicitado por el fiscal Lisandro Damonte y autorizado por el juez Martín Miguel Rizzo se llevó a cabo en la vivienda de calle Cuba 2243 de Máximo Paz, adonde ingresaron los efectivos de la Comisaría 2da. al mando del comisario Carlos Gularte.

La causa tuvo su origen el 21 de agosto, cuando el vecino de la localidad, Luis Tejeda, sufrió un violento asalto en la vía pública. En horas de la noche, mientras caminaba por Pereda y 12 de Octubre, fue interceptado por un sujeto que se desplazaba en un Fiat Duna rojo.

El delincuente lo amedrentó con un arma de fuego, le arrebató la billetera que contenía 2.500 pesos y finalmente le propinó varios culatazos en la cabeza. Tejeda terminó internado en el Hospital Cuenca debido a las heridas en el cuero cabelludo, aunque afortunadamente fue dado de alta al día siguiente.

A partir de la investigación realizada por el personal de Gularte en la IPP Nro. 06-03-003106/21, todas los indicios apuntaron hacia Juan Gabriel Margosa, de 29 años, como responsable del atraco. El mismo sujeto ya estaba siendo investigado en una causa previa por venta de drogas al menudeo, según consignaron voceros de la causa.

“Cuando llegamos al domicilio de Cuba 2243, Margosa intentó escapar saltando los cercos linderos, pero fue rápidamente alcanzado y reducido”, explico a InfoCañuelas el comisario Gularte. 

Durante el registro de la vivienda se logró incautar un arma de fuego calibre 21 marca Colt con seis municiones colocadas, aptas para el disparo. 

Además, se incautó una mochila de color rojo que contenía 6.000 pesos; 55 envoltorios de nylon con cocaína fraccionada más un trozo de nylon que contenía una “piedra” de la droga. El pesaje total indicó 55 gramos y el test químico determinó que se trataba efectivamente de clorhidrato de cocaína de máxima pureza.

Además, había una mini licuadora marca Peabody, con restos de sustancia polvorienta de color blanco. Según los voceros, este adminículo era utilizado por Margosa para picar o moler piedras destinadas a la comercialización. 

Finalmente el sospechoso quedó a disposición de la Fiscalía 1 de Cañuelas por los delitos de Robo agravado por el empleo de arma de fuego; Tenencia de estupefacientes con fines de comercialización; y Tenencia ilegal de arma de fuego de uso civil.