Volver a sección

| Policiales

La UFI 2 elevó a juicio la causa por la muerte de Jhostin Condori

Es el niño que sufrió un ahogamiento en la pileta Santa Marta en el verano de 2017. Dos guardavidas están imputados por homicidio culposo.

Es el niño que sufrió un ahogamiento en la pileta Santa Marta en el verano de 2017. Dos guardavidas están imputados por homicidio culposo.

Jhostin Condori niño ahogado cañuelas

 Jhostin. Archivo InfoCañuelas

Luego de tres años de instrucción, la Fiscalía Nro. 2 de Cañuelas acaba de elevar a juicio la causa por la muerte de Jhostin Reynaldo Condori, el niño de 5 años que sufrió un ahogamiento en la pileta Santa Marta el 4 de enero de 2017 mientras participaba en la colonia de vacaciones dependiente de la Dirección General de Escuelas.

En el auto de elevación la fiscal Norma Pippo consideró que los guardavidas Maximiliano Ramos y Gabriel Juárez Roldán son penalmente responsables del delito de homicidio culposo en los términos del artículo 84 del Código Penal que prevé  una pena de uno a cinco años de prisión e inhabilitación especial de 5 a 10 años al que por “imprudencia, negligencia, impericia en su arte o profesión o inobservancia de los reglamentos o de los deberes a su cargo causare a otro la muerte”.

El lugar de la tragedia. Archivo InfoCañuelas.

En la misma resolución el docente Daniel Martínez -también contratado para colaborar en la colonia- fue sobreseído.

El Juzgado de Garantías Nro. 8 acaba de notificar a la defensa, paso previo para la elevación del expediente y la designación del tribunal que llevará adelante el juicio.

El 4 de enero de 2017 Jhostin Condori -hijo mayor de un matrimonio boliviano- asistía a su primer día de colonia en el predio de la calle Del Carmen, organizada por el CEF, la Jefatura de Inspección y la Municipalidad de Cañuelas bajo la coordinación de Elisa Noemí Cabrera. Alrededor de las 16 hs. los niños ingresaron a la pileta y de pronto Jhostin se hundió ante la vista de todos.

Fue retirado del agua en estado inconsciente y asistido por un guardavidas. Mientras lo trasladaban al Hospital Marzetti sufrió un paro cardíaco. A las 21 ingresó al Hospital El Cruce de Florencio Varela, ya con muerte cerebral. Falleció el sábado 7, luego de tres días de agonía.

Sonia, la mamá de Jhostin, en una marcha en marzo de 2017.

Si bien en las primeras horas del hecho las autoridades del Área de Inspección dijeron que el menor había sufrido una convulsión y que se ahogó por su propio vómito, tanto la autopsia como el informe del equipo médico del Hospital El Cruce revelaron que la víctima sufrió una “asfixia por inmersión”, es decir que ingresó agua en sus pulmones.

El niño había nacido el 4 de septiembre de 2011 y desde poco tiempo antes del siniestro residía en nuestro país con su familia. Era alumno del jardín de infantes del barrio Los Aromos.

x