20 de abril. Cañuelas, Argentina.

weather 18º

La justicia rescató sesenta caballos que estaban en riesgo de muerte por falta de alimento

Al menos 12 murieron en los últimos días. Fueron trasladados a un campo de Pilar a cargo de una ONG.

Inspección en el campo San Vicente de Cañuelas.

Inspección en el campo San Vicente de Cañuelas.

Un total de sesenta caballos que se estaban muriendo de hambre fueron incautados por la justicia en el marco de una causa por “maltrato animal” que se tramita en la Fiscalía 2 de Cañuelas.

El operativo a cago del Comando de Prevención Rural (CPR) se llevó a campo “San Vicente” de Diego Omar Sánchez, ubicado en el kilómetro 73.500 de la Ruta 205, en el partido de Cañuelas.

La investigación se puso en marcha el 7 de agosto a partir del aviso de testigos que vieron los caballos muy débiles, en muy malas condiciones de alimentación.

Es así que luego de una serie de medidas judiciales, como el informe de los médicos veterinarios de la Dirección de Veterinaria de la Policía de la Provincia de Buenos Aires y de la Dirección de Zoonosis de Cañuelas; pericias de rastros y fotografías, se llegó a la conclusión de que los equinos estaban en mal estado nutricional, con riesgo de muerte por falta de pastura.

Durante la inspección realizada se verificó la existencia de 12 caballos muertos y en distintos sectores del campo había osamentas de antigua data, por lo que el número de equinos muertos podría ser mucho mayor.

El operativo coordinado por el comisario Juan Gabriel Aguirre culminó el martes 15 de agosto cuando la fiscalía local impartió la directiva de retirar los equinos que estaban en el campo y ponerlos a resguardo en un campo de Pilar perteneciente al Centro de Rescate y Rehabilitación Equino (CRRE), que se hizo presente en nuestra ciudad para colaborar en el operativo, aportando los medios logísticos necesarios para proceder al traslado de los equinos. En Pilar el CRRE cuenta con un espacio apropiado, alimento y atención veterinaria. 

“Se utilizaron tres tráilers que hicieron entre dos y tres viajes cada uno. Algunos caballos tuvieron que ser trasladados solos porque al estar tan débiles corrían riesgo de caerse en el viaje y ser pisados por otros” explicó un oficial que participó en el operativo.

Cabe agregar que desde la Municipalidad de Cañuelas colaboró con el aporte de distintos medios logísticos, como así también de alimento para los equinos, colocándose a disposición de la instrucción a fin de que el procedimiento de reubicación se realice de la forma más organizada posible.

Uno de los cadáveres levantado en el campo fue entregado a la Facultad de Veterinaria de la UCES, sede Cañuelas, para que los docentes y alumnos realicen la necropsia a fin de verificar las causas de la muerte y obtener otros datos de análisis.

Con respecto al propietario de los equinos, Diego Omar Sánchez, de la ciudad de Cañuelas, fue notificado formalmente de la instrucción de una causa por maltrato animal. Según la Ley 14346, “Será reprimido con prisión de quince días a un año, el que infligiere malos tratos o hiciere víctima de actos de crueldad a los animales”.

“Como en el campo no había pasto los caballos se empezaron a morir. En varias oportunidades se le avisó al dueño que hiciera algo o los vendiera, pero la situación no cambió”, añadió otra fuente consultada por InfoCañuelas.

Si bien el propietario tiene la facultad de reclamar la devolución de los animales, será la justicia la que determinará si eso es posible y bajo qué condiciones.

Escrito por: Redacción InfoCañuelas