Volver a sección

Policiales

La banda de los falsificadores también operaba en San Miguel del Monte

En un allanamiento realizado cerca de la costanera se hallaron matrices para falsificar dinero y documentos. También había 80 mil dólares auténticos. Sus integrantes tenían colaboración de la policía.

 Cerca de la laguna había vehículos robados y documentos falsos. Foto estoslugares.com.ar

El desarmadero e imprenta clandestina descubierta el jueves en Cañuelas tiene ramificaciones en otros lugares de la Provincia de Buenos Aires.

En un allanamiento realizado en una casa ubicada en Patricios 88, barrio Los Pinos, a media cuadra de la laguna de Monte, el fiscal César Robatto halló una gran cantidad de elementos parecidos a los que se encontraron en el galpón del barrio cañuelense de Villa Adriana.

De acuerdo a los datos que pudo recoger InfoCañuelas, en la vivienda había una Toyota Hilux, una Dodge Ram, dos motos de alta cilindrada y un cuatriciclo, todos robados o con la numeración adulterada.

Asimismo, había impresoras, computadoras y matrices para la fabricación de dinero, documentos y cheques.

Escondidos en la cocina se encontraron 80 mil dólares, aunque en este caso serían auténticos.

La persona que vive en esta casa es un diseñador gráfico, de 32 años, que también está vinculado al galpón de Cañuelas, donde decía trabajar como cuidador.

PASO A PASO

En las últimas horas Robatto ordenó tres allanamientos.

El primero se realizó en Luis Guillón, en el domicilio que dio en la inmobiliaria la persona que alquiló el galpón de Villa Adriana. En ese lugar no se halló nada porque la dirección no existía.

El segundo se halló en una vivienda de Santa Clara del Mar, donde supuestamente vivía la persona que era garante del alquiler. El resultado también fue negativo: en esa dirección vivía un médico que no tiene ninguna relación con el caso ni conocimiento de Cañuelas.

El tercero se realizó en la casa de Patricios 88 de San Miguel del Monte, donde vive el supuesto cuidador del galpón de Villa Adriana. El resultado demostraría que era mucho más que eso.

LA BANDA TENÍA APOYO POLICIAL

Entre la voluminosa documentación secuestrada por Robatto hay al menos cincuenta “planas” que pertenecen a la Policía de la Provincia de Bueos Aires.

Las planas son informes oficiales sobre vehículos que fueron bajadas del sistema informático del Ministerio de Seguridad .

A esos datos solamente pueden acceder algunos policías de cada jurisdicción, por lo que es indudable que los falsificadores contaban con apoyo de efectivos policiales para obtener esas planillas.

Teniendo en cuenta que cada efectivo que puede ingresar al sistema con una clave personal, no será difícil determinar quién o quiénes accedieron a esos archivos.

INFOCAÑUELAS