Volver a sección

| Policiales

Intentaron asaltarlo en el puente de Vicente Casares

Un vecino de Cañuelas circulaba en una Kangoo cuando fue encerrado por delincuentes armados. Cómo logró eludirlos.

Un vecino de Cañuelas circulaba en una Kangoo cuando fue encerrado por delincuentes armados. Cómo logró eludirlos.

 Zona de peligro. Google Street View.

Este martes un vecino de Cañuelas pidió prestada la camioneta Kangoo de su hijo para comprar cerámicas en un local del gran Buenos Aires. Cuando regresaba con la carga por la Autopista, decidió pasar por Alejandro Petión para saludar a un familiar.

Al bajar por el acceso de Vicente Casares notó que un auto con dos ocupantes lo seguía. No se dio cuenta en qué momento se le puso detrás, pero cuando circulaba por el puente de Vicente Casares el vehículo gris se le ubicó a la par y comenzó a encerrarlo.

“Me llevaron hacia la banquina encerrándome contra las barandas del puente. Me pasaron, el acompañante abrió la puerta y sacó un chumbo. Pegué una frenada e intenté pasarlos por el lado del conductor y ahí me volvieron a tirar el auto por el otro lado. Aceleré y seguí hacia el final del puente. Dudé entre retomar la autopsita y seguir por la calle Brown hacia Casares, que está toda rota y llena de lomos de burro. En una fracción de segundo opté por encarar hacia Casares” relató la víctima, que pidió mantener su nombre en reserva.

Al pasar por el almacén de campo El Siempre Viva vio autos parados y atinó a detenerse para pedir ayuda. Sus perseguidores también notaron que había gente y prefirieron reingresar a la Autopista en dirección a Ezeiza.

Si bien el conductor de la Kangoo no alcanzó a tomar datos de la patente, recuerda que los delincuentes iban en un Volkswagen Voyage gris. Cuando los perdió de vista llamó al 911 para dar aviso.

“Lo quiero hacer público para que la gente esté atenta al circular por esa zona. Por ahí uno va distraído escuchando la radio y no se da cuenta de que un auto empieza a seguirte”

“Siempre pensé que ante una situación así me iba a entregar, pero uno reacciona de acuerdo a la circunstancia. Por suerte no me abataté y pude seguir adelante” concluyó el hombre, que es trabajador autónomo y padre de familia.

x