Volver a sección

| Policiales

Inseguridad. Robaron en la casa de la Dra. Graciela Cappio

Cuando volvía de su trabajo se encontró con el living revuelto. Antes de ingresar, llamó al 911.

Cuando volvía de su trabajo se encontró con el living revuelto. Antes de ingresar, llamó al 911.

 Inseguridad. Robaron en la casa de la Dra. Graciela Cappio

 Rompieron una ventana posterior.

La inseguridad que conmueve a la comunidad de Cañuelas se cobró una nueva víctima: la Dra. Graciela Cappio.

El martes 2 de noviembre alrededor de las 19 la reconocida profesional volvía a su hogar luego de atender en Aymed y ni bien abrió la puerta de calle se dio cuenta de que algo había sucedido ya que notó muebles del living fuera de lugar y la luz encendida. Con mucha sangre fría evitó asomarse, volvió en silencio sobre sus pasos y llamó al 911 para pedir ayuda.

A los minutos, cuando pudo ingresar junto al personal policial, encontró los ambientes totalmente revueltos. 

“Rompieron una reja y entraron por una ventana de atrás. Si tan solo robaran... pero no, hicieron un desastre, me dieron vuelta todo al punto que me resultaba difícil caminar por mi habitación” contó Cappio a InfoCañuelas, apesadumbrada-

“Tenía una notebook sobre la mesa, la impresora y una máquina semiprofesional de fotos Nikon, que no se llevaron. Evidentemente vinieron a buscar plata. La encontraron y se conformaron con eso. Recién ahora descubro que también se llevaron un reloj pulsera. Ayer no me di cuenta por la magnitud del desorden”.

Luego de radicar la denuncia arribó personal de la Policía Científica, que no halló huellas dactilares. Sí encontraron pisadas de un calzado simular a botines, de una sola persona.

La vivienda se encuentra ubicada en un lugar transitado, sobre calle San Vicente, en cercanías al Parque de la Salud. Sin embargo ningún vecino percibió nada raro. Las cámaras cercanas tampoco captaron al malviviente. Este miércoles Cappio verificó que el intruso accedió a través de un terreno baldío lindero, donde cortaron el alambrado.

“Si bien esto fue un cimbronazo muy grande para mí, estoy muy tranquila porque afortunadamente no me hicieron nada, no me lastimaron y no tuve la desgracia de encontrarme con ellos adentro de la casa”, concluyó Cappio.