21 de junio. Cañuelas, Argentina.

weather 18º

Gendarmería interceptó un taxi que se dirigía hacia Azul con más de un kilo de cocaína

El pasajero, con antecedentes por tráfico de drogas, quedó detenido mientras que el taxista recuperó su libertad.

Operativo de Gendarmería en Cañuelas.

Operativo de Gendarmería en Cañuelas.

Un comerciante de Azul que viajaba en un taxi hacia esa ciudad del interior bonaerense fue detenido en la madrugada del viernes en Cañuelas cuando al ser requisado por personal de Gendarmería, se verificó que llevaba un “ladrillo” de cocaína entre sus ropas.

El detenido fue identificado como Osvaldo Fernando Frías, alias “Valdi”, de 47 años, detalló el diario El Tiempo de Azul en su edición de este domingo.

El procedimiento se llevó a cabo el viernes alrededor de las 5.30 en el kilómetro 76 de la Ruta 3. En un control de rutina, el puesto de Seguridad Vial de Gendarmería detuvo un Toyota Yaris en el que iban dos personas.

Al acercarse al vehículo los gendarmes notaron que el acompañante ocultaba un bulto debajo de su campera. Al ser requisado en presencia de testigos le encontraron un ladrillo de cocaína que pesó mil cien gramos.

El chofer, de 58 años, también oriundo de Azul, explicó que no tenía nada que ver con una situación de tráfico de drogas y que simplemente había sido contratado para hacer el viaje desde Azul a Villa Luzuriaga (La Matanza) en viaje de ida y vuelta. Si bien en primera instancia quedó aprehendido, finalmente la justicia lo desvinculó de la causa.

Frías quedó detenido por infracción a la Ley 23.737 en una causa que tramita el Juzgado Federal Criminal y Correccional número 2 de Lomas de Zamora, a cargo del Dr. Ernesto Kreplak.

Frías, detenido en 2020. Foto gentileza LU 10.

Frías, detenido en 2020. Foto gentileza LU 10.

En 2020 el mismo sujeto -en ese momento propietario del boliche bailable Wolf de la localidad de Cacharí- fue aprehendido por un delito similar. El 20 de enero de ese año LU 10 Radio Azul informó que durante un control policial en Rutas 3 y 60 el personal vio pasar un Peugeot 308 en el que iba Frías -muy conocido en la zona- que hizo caso omiso a la orden de detención.

Luego de una persecución de 20 kilómetros el Peugeot fue interceptado, encontrándose en el interior del auto cocaína esparcida sobre el asiento del conductor y el lateral de la puerta. El personal policial hizo un rastrillaje en el trayecto transitado encontrando a unos 500 metros del acceso a la fábrica San Lorenzo, una bolsa de nylon con un nudo en la parte superior y un agujero sobre uno de los laterales conteniendo aún 70 gramos de cocaína en piedra de máxima pureza.

Luego de negarse a declarar, Frías recuperó su libertad aunque permanece vinculado a la causa que está pendiente de elevación a juicio en la justicia provincial.

Para entonces el historial de Frías no era desconocido. En un allanamiento realizo en 2019 en su boliche de Cacharí los efectivos habían encontrado restos de cocaína y una balanza digital.
 

Escrito por: Redacción InfoCañuelas