Volver a sección

Policiales

Flavia y Andrea: primera jornada de juicio

Declararon 22 testigos sobre un total de 78. La audiencia continuará este martes a las 9.

Este lunes a las 13 -con casi cinco horas de demora- se inició el juicio oral y público por el crimen de Flavia Aguirre y Andrea Soledad Lungo, ocurrido el 21 de abril de 2006.

Mientras que el fiscal de juicio Gabriel Sagastume consideró que Fermín Herbalejo y Roberto Sequeiro serían los coautores y Carlos Garay partícipe necesario del crimen, la defensa de las víctimas ejercida por Oscar Rodríguez y Silvina Negrete consideró que existió además el delito de violación, acusación que fue rechazada por la defensa de los imputados.

En la primera jornada del proceso pasaron 22 testigos. Sobre una lista inicial de 200, muchos fueron desistidos, por lo que la nómina se redujo a 79.

Verónica Borella -la mamá de Flavia Aguirre- y Mario Lungo -papá de Andrea- fueron los primeros en prestar declaración. Ambos denunciaron que hubo presiones y amenazas hacia sus familias en los meses posteriores al crimen.

"Todos fueron intimidados, desde el primero al último testigo" dijo Lungo, quien agregó que esa fue una de las razones por las cuales trasladó a su familia desde Máximo Paz a Capital.

El papá de Andrea -quien se hallaba separado de su esposa- también habló de una supuesta relación que su hija mantenía con Garay, uno de los imputados. "La mamá me dijo que no le gustaban ciertas amistades y que tenía una relación con un hombre más grande".

Varios de los testigos, en su mayoría vecinos del lugar donde fueron hallados los cuerpos, confirmaron que durante la tarde del crimen y en horas de la noche observaron un Duna rojo o bordó y una moto, merodeando la zona, aunque hasta el momento no hubo precisiones sobre las personas que ocupaban esos vehículos.

Asimismo, dos testigos aseguraron haber escuchados dos disparos aproximadamente a las 22.30, lo que refuerza la hipótesis de las que las victimas fueron ejecutadas en el baldío ubicado a 50 metros de sus domicilios.

Sobre el cierre de la jornada, hubo un testigo que afirmó que Sequeiros y Herbalejo, al momento del crimen, se hallaban en una pizzería de Spegazzini mientras que otro aseguró que el remisero Garay lo había llevado en un viaje hacia el puerto.

En el primer día de debate hubo varias personas que no concurrieron a declarar por lo que serán citados en el transcurso de la semana.

Augusto Azzola, uno de los policías que lideró la investigación, testimoniará el miércoles.

La audiencia se reiniciará este martes a las 9 en la Sala A de calle 8 entre 56 y 57 de La Plata.

INFOCAÑUELAS