Volver a sección

| Policiales

Flavia Aguirre y Andrea Lungo: se cumplió un año del asesinato

Familiares, amigos y vecinos de Máximo Paz realizaron una marcha. Los familiares de los detenidos anunciaron una "contramarcha" para el jueves.

Familiares, amigos y vecinos de Máximo Paz realizaron una marcha. Los familiares de los detenidos anunciaron una "contramarcha" para el jueves.

Más de 500 personas participaron el lunes en la marcha realizada en Máximo Paz al cumplirse el primer aniversario del crimen de Andrea Lungo y Flavia Aguirre.

Los familiares apoyaron el trabajo realizado hasta aquí por la policía y reclamaron que el juez "pongan lo que hay que poner" para llevar a los culpables tras las rejas.

En la madrugada del viernes 20, tres hombres fueron detenidos como sospechosos del homicidio en sendos allanamientos realizados en Monte Grande, Spegazzini y Máximo Paz. Un cuarto sospechoso sigue prófugo.

El lunes una multitud caminó desde la plaza Héroes de Malvinas hasta el Destacamento, portando velas y pancartas.

Encabezaron la marcha La mamá y la hermana de Flavia junto a la madre, abuela, tíos y hermano de Andrea, una de las pocas oportunidades en las que se vio a todos juntos.

Al llegar frente al Destacamento se hizo un minuto de silencio y se cantó el Himno. 

En un verdadero mensaje de paz y unidad, el pastor Néstor Guiriani y la hermana Lucila del Centro San Cayetano realizaron una oración conjunta.

Adriana, la mamá de Andrea, le agradeció "a todos los que hicieron posible que estos delincuentes estén detenidos. Se tienen que pudrir en la cárcel" y luego, con voz entrecortada por las lágrimas, dijo
que las chicas "no se merecían esto. Todo Máximo Paz sabe cómo eran mi hija y mi nuera".

Verónica, la mamá de Flavia, invitó a la gente a aportar nuevos datos y también le pidió a la comunidad que se construya una capilla en el lugar donde fueron hallados los cuerpos "para que este crimen no se olvide nunca más".

Ambas madres destacaron el trabajo de la policía, especialmente el de Augusto Azzola y su asistente Burgos, quienes "arriesgaron la vida y su familia" en la investigación del caso.

Más tarde, en diálogo con InfoCañuelas, Verónica pidió que a la fiscal Ana Molina "no le tiemble el pulso" y que el juez "ponga lo que hay que poner" para poner a los responsables en prisión.

En la marcha también participaron en reclamo de justicia la madre de Marcelo Chávez, un joven de 22 años asesinado de un escopetazo en la cara a mediados de 2000 y Charito Ferro, cuyo esposo, Carlos Vilar, falleció luego de sufrir importantes quemaduras en el Destacamento de Máximo Paz.

CONTRAMARCHA
Durante la movilización del lunes la mamá de Flavia exhibió un volante que apareció frente a su casa, invitando a una contramarcha para el jueves, organizada por allegados de los detenidos, en reclamo de que se detenga "a los verdaderos culpables".

"Siempre tuve miedo, pero ahora tengo más miedo porque no sé si puede haber represalias. Antes teníamos cuidado y ahora es el doble", reconoció la mujer.

Su abogado, Rodolfo Baqué, se manifestó muy cauto con respecto a la responsabilidad de los detenidos y dijo que los resultados de ADN serán determinantes para conocer el grado de relación que tienen con el crimen.

Baqué informó además que los tres detenidos se negaron a declarar.

INFOCAÑUELAS
25-04-07

x