Volver a sección

Policiales

Extraña muerte de una pareja en el barrio Primero de Mayo

Murieron asfixiados en la planta alta de una vivienda de fin de semana. Se desconoce la causa. En la planta baja dormían dos niñas de corta edad.

 La calle Maipú, cerca de donde ocurrió el hecho.

La misteriosa muerte de una pareja en el barrio Primero de Mayo, en el partido de Cañuelas, plantea un sinnúmero de interrogantes que por ahora no tienen respuesta.

El domingo 9 de diciembre a la 1 de la madrugada Oscar Pablo Piaggi, de 54 años, e Irasi Hoffman, de 29, fueron hallados sin vida junto a su cama matrimonial en la planta alta de una casa de fin de semana situada en la calle Maipú al 1400, una zona casi rural cercana al barrio Chacras del Alba.

Media hora antes Piaggi había llamado a su ex esposa, de apellido Fuchila, que vive en Cañuelas, para pedirle ayuda. Le dijo que su pareja se había “descompensado” y que necesitaba un médico. Fuchila se comunicó con la empresa de emergencias médicas Aymed, que de inmediato envió una ambulancia a la calle Maipú. Como nadie respondía los llamados de los paramédicos, la telefonista de Aymed se volvió a comunicar con Fuchila, que concurrió personalmente al domicilio de su ex marido.

A través de una ventana lograron despertar a las dos hijas menores de Hoffman, que dormían en la planta baja. Fueron ellas las que abrieron la puerta ya que tienen vínculo con los familiares de Piaggi, según reveló a InfoCañuelas un investigador del caso.

Fue así como personal de Aymed y los familiares de Piaggi se encontraron con los cuerpos en planta alta. La joven estaba sentada al pie de la cama y Piaggi tendido a un costado del lecho.

Los investigadores no hallaron ningún signo de violencia en el ambiente, en el jacuzzi o en los accesos de la quinta, como tampoco ningún faltante, mientras que la autopsia realizada este lunes en La Plata determinó que ambos integrantes de la pareja fallecieron por “asfixia no traumática”.

Varios medios nacionales lo etiquetaron como un caso de femicidio seguido de suicidio, pero las fuentes oficiales consultadas por InfoCañuelas descartaron por el momento esa posibilidad. Si bien no había pérdidas de gas perceptibles, una de las hipótesis es que la pareja pudo haber fallecido por efecto del monóxido de carbono, por lo que se ordenaron estudios de sangre, junto con otras pericias orgánicas que estarán concluidas dentro de sesenta días.

“Los cuerpos no tienen ningún signos de violencia, como tampoco el domicilio. Los estudios histopatológicos seguramente nos darán la respuesta de lo que sucedió”, agregó la fuente.

Piaggi era licenciado en Administración de Empresas y socio de la mutual GILSA SRL con sucursales en varias localidades de la provincia de Buenos Aires. Desde hacía dos años estaba en pareja con Hoffman, de nacionalidad paraguaya. Los fines de semana descansaban en la quinta de Cañuelas, donde se produjo el fatal desenlace.