Volver a sección

| Policiales

Estaba detenido por intento de homicidio, le dieron domiciliaria y ahora volvió a quedar preso por robo de caballos

Se trata del “Chango” Pérez, un vecino del barrio Belgrano. Hace dos años arrolló a su cuñada con una camioneta. Ahora lo acusan de abigeato.

Se trata del “Chango” Pérez, un vecino del barrio Belgrano. Hace dos años arrolló a su cuñada con una camioneta. Ahora lo acusan de abigeato.

Estaba detenido por intento de homicidio, le dieron domiciliaria y ahora volvió a quedar preso por robo de caballos

 Chango Pérez. Foto: Facebook.

Un hombre domiciliado en el barrio Belgrano -sindicado como acopiador de caballos para faena- quedó detenido como presunto autor de al menos dos robos de equinos ocurridos en Cañuelas en los últimos meses.

Este sujeto, identificado como Ramón Esteban Pérez, alias “Chango”, fue encarcelado en 2017 por intento de homicidio contra su cuñada, a la que pasó por encima con su camioneta. El año pasado el Tribunal 5 de La Plata lo benefició con el régimen de prisión domiciliaria, pero todo parece indicar que no la respetó: la Fiscalía 1 pidió su detención por abigeato.

Hace unos días el juez de Garantías Martín Miguel Rizzo avaló la detención. Tras declarar ante el fiscal Lisandro Damonte y negar su participación en los hechos, Pérez volvió a una unidad carcelaria, ya que el Tribunal 5 le revocó el beneficio de la domiciliaria.

¿Cuáles son los dos robos de caballos en los que está imputado? El primero data del 24 de agosto de 2019, cuando un sujeto ingresó el establecimiento rural denominado “Cabaña Filomena” en las inmediaciones del Camino Vissir y camino rural de Vicente Casares. Previo realizar un corte del alambrado se apoderó de al menos tres equinos propiedad de Héctor Leonardo Verde, quien resulta ser familiar del “Chango”.

El ex titular del CPR de Cañuelas, comisario Ernesto Sciutto, fue el encargado de investigar el caso. Luego de una serie de pesquisas ubicó a dos testigos que reconocieron a Pérez como autor de ese robo.

En la investigación realizada por Sciutto recogió el testimonio de varios vecinos del barrio Belgrano que describieron al “Chango” como un hombre “muy agresivo y prepotente, que se junta con personas de mal vivir”. También expresaron que era sabido por todos que se dedica a robar caballos para dejarlos “enfriar” y carnearlos, comercializando lo producido clandestinamente. Atemorizados por posibles represalias, estos lugareños se negaron a declarar como testigos formales de la causa.

El segundo episodio se registró el 13 de febrero de 2020 cuando al menos un sujeto ingresó al establecimiento rural denominado “Las Casolinas”, sito en la intersección de calle Agüero y Autopista Ezeiza-Cañuelas del Barrio “Los Campitos”. Previo realizar un corte en un sector del alambre perimetral que rodea al predio, se apoderó de un equino de andar (un zaino con arista blanca triangular entre los ojos y una pata blanca) propiedad de Juan José Coria.

Uno de los testigos que declaró en la causa dijo que vio pasar a varios montadores con caballos de tiro dirigiéndose desde la zona del hecho hacia el puente de Vicente Casares; y que uno de los jinetes usaba boina roja

Otro testigo que vio a los jinetes por el “Camino del bosque” que conduce a La Matanza dijo que identificó a Pérez en el grupo por ser un vecino de la zona, que iba vestido de gaucho con boina roja y que uno de los caballos que llevaba de tiro era similar al de Coria, señalándolo en una foto que le exhibieron. Un tercer testigo también identificó al “Chango” por conocerlo de las jineteadas.

En virtud de todos estos antecedentes Pérez quedó detenido por los dos expedientes: el de abigeato y la causa inicial de 2017 por homicidio en grado de tentativa, que está a la espera de su elevación a juicio. El imputado, que se hallaba pasando la cuarentena en la casa de una hija en Ruta 3 km 28 de González Catán, tuvo que volver a un penal.

María Sol tras ser arrollada en presencia de sus hijos. Archivo InfoCañuelas.

UNA MUJER CASI MUERE ARROLLADA POR UNA CAMIONETA

Corría el año 2017. En un accidente vial murió un hermano de Pérez, quien era propietario de una pequeña chacra. La viuda, María Sol Velázquez, por entonces de 27 años, madre de dos niños pequeños, quedó al cuidado de las vacas con cuya leche elaboraba quesos para mantener a la familia. Al poco tiempo comenzó una disputa entre María Sol y su cuñado por la posesión de los vacunos.

A prncipios de septiembre de ese año, mientras cabalgaba por una zona deshabitada del barrio Belgrano, María Sol fue atacada. Primero se sintieron disparos que hicieron corcovear al caballo, la mujer cayó al suelo y luego fue arrollada por la camioneta. El vehículo la pasó por encima pisándole las dos piernas. En las botas quedaron las marcas de los neumáticos. Luego se bajó una mujer que la golpeó en la cabeza con un gran cascote.

La escena transcurrió en presencia de los hijos de María Sol, que lloraban y gritaban ´dejen a mi mamá´.

Antes de quedar hospitalizada la víctima les dijo a los policías que había sido embestida por una camioneta Ford Ranger en la que iban su cuñado, “Chango” Pérez y su esposa Cecilia Verde. La fiscalía 2 de Cañuelas se inició una investigación bajo la carátula ‘tentativa de homicidio’.