Volver a sección

Policiales

En un corralón de Cañuelas apareció un autoelevador robado en Campana

La policía lo encontró gracias al rastreador satelital. También hallaron gran cantidad de máquinas y autopartes. Hay un detenido. Fotogalería y video.

1 / 11

La máquina encontrada en Cañuelas.

1 / 11

En un operativo realizado hoy por la policía de Cañuelas se logró recuperar un autoelevador de marca Heli robado por piratas del asfalto en la zona de Zárate - Campana; y al mismo tiempo se descubrió el funcionamiento de un desarmadero o depósito no declarado de autopartes.

Los efectivos encontraron la maquinaria en un corralón de materiales ubicado en calles Laprida y Lynch del barrio Libertad, a unos 400 metros de la Ruta 205.

La búsqueda comenzó cuando la empresa propietaria, ubicada en Pilar, denunció el robo de un camión cargado con dos autoelevadores Heli. Al parecer los delincuentes no lograron desconectar el rastreador Lo Jack de uno de los autoelevadores, que aparecía localizado en Cañuelas.

Con los datos de las coordenadas el capitán Diego Giménez inició una búsqueda orientada hacia el barrio Libertad.  Al llegar al corralón se entrevistó con el propietario, quien negó que en el lugar hubiera maquinaria sustraída. 

“Ante la insistencia de Giménez, que le pidió la documentación de las máquinas, el hombre se puso muy nervioso y comenzó a titubear. Luego llegó la DDI y personal de la Fiscalía, y durante una recorrida por el lugar se halló la máquina buscada”, dijo un vocero policial.

En el lugar, conocido como “Corralón Lynch” también había otras máquinas y autopartes “de dudoso origen, lo que lleva a pensar que el corralón funcionaba como desarmadero o depósito de piezas robadas”,  agregó el vocero. Todo ese material ahora será inventariado para tratar de determinar la procedencia.

Las autopartes, especialmente de camiones, estaban ocultas detrás de pallets y pilas de arena o piedras. Incluso había baldes con piezas debajo de una parrilla.

A causa del hallazgo fue aprehendido Jorge Marcelo Gouveia Fernández, de 41 años, propietario del lugar, indicaron fuentes oficiales.

Interviene en el caso la fiscal Norma Pippo, titular de la UFIJ 2 de Cañuelas.

Galería multimedia

La noticia en imágenes y videos