Volver a sección

| Policiales

El baleado de la Kangoo es un hombre que se dirigía a comprar una propiedad

Fue secuestrado en Pilar junto a tres acompañantes y luego asesinado en un camino vecinal de Cañuelas. Fotogalería.

Fue secuestrado en Pilar junto a tres acompañantes y luego asesinado en un camino vecinal de Cañuelas. Fotogalería.

1 / 5

La Kangoo fue incinerada a las 2 de la mañana.

1 / 5

2 / 5

2 / 5

3 / 5

3 / 5

4 / 5

4 / 5

5 / 5

5 / 5

Con el correr de las horas surgen algunas revelaciones en torno al cuerpo baleado hallado esta madrugada en el interior de una camioneta Kangoo que fue prendida fuego en la calle Pedro Elizalde, un camino vecina de 3.800 metros que conecta la Ruta 3 con la Autopista Ezeiza-Cañuelas.

Voceros de la investigación revelaron a InfoCañuelas que la víctima es un hombre de unos cuarenta años.

Todo comenzó el jueves cuando un vecino de Villa Madero (La Matanza) y su esposa se aprestaban a viajar a Pilar para realizar una operación inmobiliaria. Junto a ellos viajaron dos conocidos a los que invitaron a participar del viaje. El dinero en efectivo -unos 800 mil pesos- estaba en la camioneta.

Al llegar a un domicilio particular de Pilar fueron secuestrados por un grupo armado que tenía información sobre la operación.

Lo que sucedió después es materia de investigación, pero los primeros indicios sugieren que las víctimas fueron retenidas varias horas mientras sus captores decidían qué hacer con ellos.

Primero liberaron a la mujer y en la medianoche del viernes se dirigieron hacia la zona de Cañuelas. Las versiones indican que dos de los cautivos lograron escapar cuando transitaban por la Autovía. Luego la camioneta ingresó por el oscuro camino vecinal que une el barrio San Esteban con el predio de Smata, a la altura de Alejandro Petión. A unos 1.500 metros de Ruta 3, frente a la casa de retiro de los Oblatos Diocesanos, pararon y ejecutaron al tercer secuestrado. Habría recibido al menos cuatro impactos de bala, de acuerdo a los casquillos encontrados junto a la Kangoo, que podrían ser de 9 mm.

Cuando los policías llegaron al lugar se encontraron con un cuerpo en el asiento trasero de la Kangoo, totalmente calcinado. Solamente el cráneo se adivinaba en medio de un montículo de cenizas.

Los que lograron escapar hicieron la denuncia de lo ocurrido en las primeras horas de este sábado.

La investigación se encuentra a cargo de la Dra. Norma Pippo, titular de la UFI 2 de Cañuelas.

   

Galería multimedia

La noticia en imágenes y videos

x