Volver a sección

Policiales

Echaron a seis policías que viajaban con marihuana en sus vehículos

Cuatro prestaban servicio en Cañuelas, uno en San Vicente y otro en González Catán. El mismo día fueron dados de baja por Asuntos Internos.

 El control vial en San Miguel del Monte.

Cuatro efectivos policiales de la Comisaría 1ra. de Cañuelas; uno de San Vicente y otro de González Catán fueron desafectados de la Policía Bonaerense luego de que se hallara unos 30 gramos de marihuana entre sus pertenencias durante un control vehicular realizado por la Caminera de San Miguel del Monte.

Los seis policías, todos de civil y francos de servicio, viajaban en dos vehículos que fueron parados por la Policía Vial del vecino distrito en un operativo de rutina. La droga estaba repartida en mochilas y en los baúles de los autos. El mismo día la Auditoría General de Asuntos Internos (AGAI) dispuso la desafectación de los seis agentes.

En un Volkswagen GOL dominio IMN 325 viajaban dos policías que prestan servicio en la Comisaría 1ra. de Cañuelas y uno en González Catán. En la requisa del rodado se hallaron tres cigarrillos armados caseros combustionados (tucas) con un peso de 0,8 gramos; mientrras que en el baúl había un frasco con cogollos de marihuana (4,6 gramos).

En el segundo vehículo, un Fiat Uno de color rojo, dominio RIJ 011, iban un policía que presta servicio en la comisaría 2da. de San Vicente y dos que pertenecen a la 1ra. de Cañuelas. Al revisar el habitáculo se hallaron cuatro tucas de marihuana con un peso de 0,7 gramos en el cenicero; un frasco con 14,3 gramos de la hierba en un frasco dentro de una mochila; y en el baúl otro frasco con 7.5 gramos de cogollos de cannabis.



Los frascos contenían unos 30 gramos de droga.
 

Por disposición de la Ayudantía Fiscal de Monte se inició una causa contra los funcionarios aunque no se dispuso su detención. Posteriormente el titular de la UFIJ 1 de Cañuelas, Lisandro Damonte, ordenó la aprehensión de los dos policías que se hicieron cargo de la droga, ambos de Cañuelas. Si bien la sustancia era para consumo personal, el fiscal consideró un agravante su condición de funcionarios a cargo de la seguridad pública.

En la misma jornada intervino la Auditoría de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad (AGAI) que ordenó la desafectación de los seis involucrados en una resolución que lleva la firma del Dr. Berra.