Volver a sección

| Policiales

Dos balinazos en la cara y cuatro autos dañados: ¿Qué se sabe del ataque en Fusser?

Las sospechas apuntan hacia un tirador a pie que habría utilizado una pistola neumática.

Las sospechas apuntan hacia un tirador a pie que habría utilizado una pistola neumática.

Dos balinazos en la cara y cuatro autos dañados: ¿Qué se sabe del ataque en Fusser?

 La joven herida estaba en una mesa interior.

La fiscal Norma Pippo no descansa desde el domingo a la noche tratando de esclarecer el extraño atentado ocurrido frente al bar Fusser, en Av. Libertad y Del Carmen.

Por un lado se supo que Melina Da Fonseca, la joven de 19 años herida durante el incidente, no recibió uno sino dos impactos de balín. Uno le dio encima de una ceja, muy cerca del ojo, y el otro en el pómulo. Por milagro no sufrió daños en la zona ocular.

Por otra parte, se supo que la víctima estaba sentada en el interior del local, y no en la vereda, como se informó en un primer momento. Al no haberse hallado daños en los vidrios, resulta una verdadera incógnita de dónde provino el disparo. La única certeza es que nadie tiró desde el interior.

En primera instancia InfoCañuelas informó que dos personas, Sandra Damonte y María Belén Atencio, se habían presentado en la Comisaría 1ra. para denunciar daños en sus vehículos (rotura de luneta y vidrios laterales) como producto de los balinazos. Durante la tarde del domingo se presentaron otras dos personas para denunciar una situación similar. Uno de los vehículos alcanzado por los proyectiles terminó con un vidrio estallado y perforaciones en el tapizado, indicaron fuentes oficiales.

La fiscal y el personal abocado a la investigación revisaron las imágenes de algunas cámaras que hasta el momento no visualizaron ningún sospechoso. Por los datos reunidos se cree que el atacante fue un transeúnte solitario que se desplazaba a pie y que habría utilizado una pistola neumática, mucho menos visible que un rifle.

Si bien los vehículos impactados estaban estacionados en los alrededores de la plaza San Martín, no estaban juntos, lo que llevaría a pensar que el atancante se desplazó disparando desde más de un punto. 

En cuanto a las motivaciones del ataque, la justicia no descarta hipótesis pero son dos las principales. Una de ellas es que el incidente se podría inscribir en el conflicto que atraviesa la policía local tras el desplazamiento del comiarsario Miguel Endara. Un hecho de estas características a 50 metros de la sede policial puede entenderse como una provocación.

La segunda hipótesis firme es que podría ser algún mensaje contra el propietario de Fusser, Juan Arrieta, o un episodio de connotaciones políticas en medio de una campaña electoral teniendo en cuenta que se trata del hijo del ex intendente. 

Arrieta (h) ya declaró en sede policial aunque no habría aportado ninguna sospecha que permita encaminar la investigación hacia los responsables.