Volver a sección

| Policiales

Detuvieron en Petión a un vecino de Máximo Paz que estaba prófugo en una causa por drogas

Está acusado de integrar un grupo que vendía cocaína cerca de la escuela primaria Nro. 28.

Está acusado de integrar un grupo que vendía cocaína cerca de la escuela primaria Nro. 28.

Detuvieron en Petión a un vecino de Máximo Paz que estaba prófugo en una causa por drogas

 Sánchez en el Destacamento de A. Petión.

Un individuo de 35 años identificado como Alejandro Daniel Sánchez, de 35 años, fue capturado el miércoles por efectivos del Destacamento de Alejandro Petión al comprobarse que tenía pedido de detención emitido por el Juzgado de Garantías 8 de Cañuelas.

Voceros oficiales informaron que la detención se concretó gracias a un llamado de vecinos para alertar por la presencia de un sujeto sospechoso en la Veterinaria del Polo (La Vete) ubicada frente al club de campo La Martona. 

Cuando los policías al mando del  oficial Inpector Esteban Ferranti se dirigieron al lugar, se encontraron con el comercio cerrado y un desconocido que se retiró sigilosamente, introduciéndose en una construcción lindera. Cuando lo interceptaron dijo que era albañil y que estaba trabajando allí, pero uno de los efectivos lo reconoció.

Al verificar su identidad se comprobó que era Sánchez, quien se hallaba prófugo de la justicia desde el 21 de agosto de 2020 por el delito de Tenencia de estupefacientes con fines de comercialización.

Al ser interrogado por los agentes de la Fiscalía 1 dijo que la policía se había “confundido”; que el que traficaba drogas era su cuñado de apellido Reyes, que está detenido. “Como vivía al lado de mi casa se confundieron y me acusan a mí, pero no tengo nada que ver”, se excusó. De todas maneras quedó detenido y ahora se abre un plazo de quince días en los que la Fiscalía podría pedir la prisión preventiva.

La causa (PP-06-03-001364-20/00) se inició a principios del año pasado. En la investigación realizada por la UFI 1 se determinó que desde marzo al menos dos personas se dedicaban a vender drogas al “menudeo” en domicilios contiguos ubicados en Venezuela al 2100 de Máximo Paz, en las cercanías de la escuela primaria Nro. 28.

En un allanamiento realizado el 23 de julio en la casa de Jeremías Reyes la policía secuestró unos 27 envoltorios con cocaína fraccionada (alrededor de 16 gramos en total) en una habitación de la planta alta, donde además se incautó documentación, dos teléfonos celulares y una bolsa con 10 mil pesos.

En el lugar fue aprehendido un sujeto entre cuyas ropas se encontró una pistola Bersa calibre 22 cargada y 21 tubos plásticos conteniendo alrededor de 50 gramos de cocaína fraccionada.

En el allanamiento simultáneo realizado en la casa lindera (domicilio de Alejandro Sánchez y de un hermano, también sospechado de comercialización) la policía halló otros 35 gramos de cocaína distribuidos en varios envoltorios junto con una balanza digital, una pequeña cantidad de marihuana y varios recortes de nylon debajo de una cama.

Concluido el operativo, Reyes y Sánchez quedaron formalmente imputados de los delitos de comercialización de drogas mientras que Lucas Rodríguez, la persona que se hallaba con la pistola en una de las viviendas requisadas, quedó imputado por las drogas y el arma no declarada.

En el curso de la causa, además de solicitar las detenciones de Reyes y Sánchez, el fiscal Lisandro Damonte le pidió al juez autorización para abrir los celulares y transcribir los numerosos chats con supuestos clientes y proveedores.
 

x