Volver a sección

| Policiales

Detuvieron a dos jóvenes acusados de vender drogas en una plaza

Uno de ellos le sustrajo el teléfono móvil a un policía. Antes de que los apresaran un grupo de vecinos atacó a los efectivos con palos y piedras.

Uno de ellos le sustrajo el teléfono móvil a un policía. Antes de que los apresaran un grupo de vecinos atacó a los efectivos con palos y piedras.

Detuvieron a dos jóvenes acusados de vender drogas en una plaza

Durante un operativo de rutina, efectivos de la Comisaría 2da. de Máximo Paz aprehendieron a dos jóvenes que, de acuerdo a lo observado por los policías, estaban vendiendo drogas en la plaza cercana a la Escuela Nro. 28.

Tras requisarlos, a uno de ellos se le encontró un estuche de color marrón que contenía cinco envoltorios de nylon con marihuana (13,9 gramos) y la suma de 780 pesos en billetes chicos, un signo compatible con la comercialización. Uno de ellos tenía el torso desnudo y el otro lucía un pelo rubio teñido.

Cuando estaban por ser introducidos al patrullero los policías fueron abordados por una banda de jóvenes de ambos sexos que exigían que los liberaran, arengados por el de cabellera rubia.

En medio de un forcejeo y de algunos piedrazos y trozos de madera que comenzaron a caer sobre los uniformados, los sospechosos se dieron a la fuga. En medio de esa gresca uno de los cinco policías que se enfrentaba a una banda numéricamente muy superior sufrió la sustracción de su teléfono celular.

Un par de horas más tarde los dos "vendedores" que se habían escapado fueron vistos en Ruta 205 y Av. Pereda. Al observar el patrullero que se acercaba escaparon corriendo, pero fueron interceptados a las pocas cuadras.

Tras ser conducidos a la sede policial, fueron identificados como Alan Joaquín Moreno, de 19 años (el de torso desnudo que tenía los envoltorios de marihuana) y Ezequiel Rodríguez, de 20 (el que arengaba contra los efectivos policiales).

En presencia de testigo se requisó a los nombrados y en poder de Rodríguez se secuestró el celular marca Samsung, de color negro, reconocido por el efectivo como de su propiedad.

En comunicación con el subcomisario Carlos Gularte, la fiscal Noma Pippo confirmó la aprehensión de estas dos personas por los delitos de tenencia de estupefacientes para comercialización, resistencia, atentado a la autoridad y robo.