Volver a sección

| Policiales

Desvalijaron la casa de la abogada María Rosa Paiva

Durante esta madrugada entraron a través de una obra vecina. Se llevaron computadoras y elementos de su estudio jurídico. La vivienda está dentro de la zona vigilada por la nueva Policía Local.

Durante esta madrugada entraron a través de una obra vecina. Se llevaron computadoras y elementos de su estudio jurídico. La vivienda está dentro de la zona vigilada por la nueva Policía Local.

 Una de las puertas por donde intentaron acceder.

Una vivienda ubicada en la céntrica esquina de Belgrano y Mitre (a 100 metros del cuartel de Bomberos y a escasa distancia de la Comisaría) fue saqueada durante la noche del viernes o madrugada del sábado.

Las víctimas son la abogada y docente jubilada María Rosa Paiva Da Fonseca y su esposo, el productor rural Luis Augusto.

El matrimonio se ausentó el viernes a la tarde. Augusto tenía que hacer trámites en Capital y como terminó tarde decidieron permanecer en Buenos Aires. El sábado a la tarde, cuando regresaron, hallaron la casa totalmente dada vuelta.

"Ni bien entramos y vi las carpetas de mi estudio tiradas en el piso me di cuenta de lo que había pasado" relató María Rosa Paiva a InfoCañuelas.

Los delincuentes rompieron el vidrio de una puerta pero no lograron vulnerar la reja. Luego forzaron una persiana de una puerta balcón. Para llegar al patio de la vivienda habrían ingresado por una obra aledaña, de la familia Yoshida.

Además de revolver cada rincón de la casa, se llevaron una notebook que contenía todas las causas de Paiva; su sello profesional, un maletín, otras dos computadoras, una máquina de fotos, algunas joyas que eran recuerdos familiares y 300 dólares.

"Todavía no tengo en claro si se llevaron más cosas porque no pude revisar, todavía estamos esperando que llegue la Policía Científica para levantar huellas" añadió Paiva, pasadas las 21 hs.

El robo ocurrió en pleno centro de la ciudad, en una zona custodiada por los efectivos de la nueva Policía Local. 

Un dato sugestivo es que dos días antes del hecho apareció una pintada en un portón de la calle Mitre, en el taller de reparaciones de Yoshida. Todo parece indicar que era una marca efectuada por la banda delictiva para señalar el lugar por donde se podía ingresar.


La sospechosa pintada que apareció dos días antes del saqueo.

INFOCAÑUELAS

x