Volver a sección

| Policiales

Desmantelan un “vivero” donde cultivaban marihuana

En un operativo policial realizado en La Garita se halló un centro de cultivo y electrónicos robados.

En un operativo policial realizado en La Garita se halló un centro de cultivo y electrónicos robados.

 Parte de la producción hallada en La Garita.

Un centro de reducción de electrónicos robados y un “vivero” dedicado al cultivo de marihuana fueron desmantelados el martes a la noche en Cañuelas tras un allanamiento realizado por personal del Destacamento de Alejandro Petión. Un hombre de 38 años a cargo del lugar quedó detenido.

El procedimiento se llevó a cabo en una vivienda ubicada en Urquiza y Agüero del barrio Levene (La Garita), en una zona apartada ubicada a 200 metros de las vías del ferrocarril. 

En el interior de la casa los efectivos a cargo del oficial Augusto Manti se toparon con una habitación de 4 x 3acondicionada para el cultivo de marihuana.

En el ambiente había 20 plantines en desarrollo y 14 macetas con tierra preparadas para germinación junto con varias lámparas halógenas, caloventores, estufas, portalámparas y  pantallas de aluminio.

En otra habitación se acumulaban herramientas y electrónicos (amoladoras, taladros eléctricos, tablets, notebooks, equipos de sonido, etc.) de procedencia robada que los investigadores creen que los clientes usaban para adquirir droga.

También se secuestró una escopeta recortada calibre 1270 con cartucho colocado, un revólver calibre 22 con cartucho colocado, 27 cartuchos de 1270, 10 cartuchos 9 mm, 12 cartuchos 38 Special y varias vainas servidas.



Agendas y armas secuestradas.
 

Una fuente con acceso a la investigación reveló que el hallazgo más importante fueron varios teléfonos y agendas con listados de clientes y anotaciones de las ventas realizadas. “Esta investigación sigue porque encontramos agendas y teléfonos y dentro de los teléfonos hay muchas fotos y contactos".

La policía llegó al lugar gracias al comentario de pobladores de la zona. A lo largo de varios meses se realizó una vigilancia en autos particulares y se tomaron fotos de compradores que concurrían a la finca. “A veces la gente se enoja porque piensa que lo que denuncia cae en saco roto, pero los tiempos judiciales no siempre son los tiempos de la sociedad”, agregó un vocero.

La única persona que estaba en el lugar cuando llegó la policía es un hombre de 38 años que se dedicaba a cuidar las plantas de cannabis. Este miércoles a primera hora será indagado por la fiscal Norma Pippo, titular de la UFIJ 2 de Cañuelas.

x