Volver a sección

Policiales

Descartan un atentado en el incendio

Abogados que siguen el caso del siniestro ocurrido en la fábrica textil afirman que se trató de un hecho accidental.

A un mes de la tragedia ocurrida en la fábrica textil ubicada sobre el camino a Udaondo, en el que murieron tres jóvenes de corta edad, los abogados de la familia afirmaron que se trató de un hecho accidental.

Como se recordará, un siniestro de grandes proporciones se desató el 11 de julio en una vivienda aledaña a la fábrica, donde dormían nueve jóvenes de la familia.

Dos de ellos -sobrinos de la propietaria- murieron en el lugar y un tercero, hijo de la dueña del inmueble, murió días después en un centro asistencial.

El padre de los jóvenes fallecidos en primera instancia había denunciado la posibilidad de un atentado, pero los abogados del estudio de Fernando Burlando aseguraron que no hay elementos para sostener esa hipótesis.

"Hemos tenido un acceso a las pericias y todo conduce a pensar que fue un hecho accidental", dijo un letrado del estudio.

INFOCAÑUELAS