Volver a sección

| Policiales

Denunció que la atacaron en un baile en Lobos; la justicia le otorgó el botón antipánico

La mujer apunta contra su ex marido y su pareja. La víctima se encuentra en rehabilitación, sin poder trabajar.

La mujer apunta contra su ex marido y su pareja. La víctima se encuentra en rehabilitación, sin poder trabajar.

Denunció que la atacaron en un baile en Lobos; la justicia le otorgó el botón antipánico

Una mujer se encuentra recluida en su casa con terapia kinesiológica luego de una golpiza que sufrió durante un baile en el club provincial de Empalme Lobos. Denuncia que la atacaron su ex marido junto con la novia y la cuñada de éste.

Si bien la justicia de Paz le otorgó el botón antipánico, sostiene que tiene miedo porque todos los involucrados en el conflicto viven en el mismo barrio, a pocos metros de distancia.

La denunciante es M.F., vecina de Uribelarrea que vive junto a sus hijos de 15, 22 y 33 años, y un niño de 8 de su hija mayor. Hace unos cinco años se separó de su marido, padre de sus dos hijos menores.

En diálogo con InfoCañuelas relató que el 5 de noviembre, junto a una amiga de 70 años, concurrió a un baile del Club Provincial, en Empalme Lobos. Sin esperarlo, en la pista se topó con su ex, quien estaba junto a su nueva pareja y su cuñada.

“Primero empezaron con insultos, con palabras muy agraviantes hacia mí, todo esto adelante de la gente que estaba en el baile. La novia de él primero me agarró de los pelos para sacarme de la mesa. A raíz del escándalo yo me fui del lugar para pedirme un remis mientras la seguridad los echaba del local. Cuando los vi salir intenté esconderme en una especie de casita que hay a la vuelta del club pero me encontraron y ahí me atacaron. Me agarraron de los pelos y empezaron a pegarme patadas. Yo intenté llamar a mi hijo, pero entre los tres me sacaron el celular y se pusieron peor, diciendo que intentaba poner a los chicos en contra del padre. Me dejaron ahí tirada, se fueron y se llevaron mi teléfono”, relató.

La víctima dice desconocer el origen del conflicto pero piensa que puede estar relacionado con temas económicos. “Esta mujer me empezó a tratar de vividora, cuando eso no es así, yo siempre me mantuve, trabajo de lunes a lunes, vivo de mi trabajo de cuidadora en Cañuelas”.

Con ayuda de su amiga, M.F. pidió un remis, volvió a su casa de Uribelarrea para cerciorarse de que sus hijos estaban bien y luego regresó a la Comisaría de Empalme para radicar la denuncia penal por lesiones. Si bien mencionó a los tres, responsabilizó en primer lugar a la novia del hombre. Ayer regresó a la Comisaría de la Mujer de Lobos para ampliar la denuncia.


Rasguños y golpes en el cuerpo de MF.

La causa penal quedó a cargo de la UFI 2 de Saladillo, cuyo fiscal interino es Roberto Javier Berlingieri, también titular de la UFI 1 de Cañuelas. En paralelo, el Juzgado de Paz de Cañuelas le asignó el botón antipánico y dictó la perimetral. Sin embargo, M. F. dice que sigue con miedo. “Los familiares de esta gente hacen comentarios en la calle, que todavía no terminaron conmigo y cosas así”.

La víctima sostiene que a raíz de lo golpes sufrió un traumatismo en la columna, que la mantiene inmovilizada. “Me hicieron una tomografía en el Cuenca, estoy con rehabilitación de kinesiólogo, sin poder trabajar. Y también con mucho miedo, porque todos vivimos muy cerca unos de otros. En el Juzgado me dijeron que trate de no salir sola de mi casa”.