Volver a sección

| Policiales

Denunció que fue abusada por el ex de su prima y está atemorizada porque el hombre sigue libre

Ocurrió el fin de semana en una casa abandonada del barrio Libertad. La mujer pidió la perimetral contra el hombre, que tiene antecedentes de violencia.

Ocurrió el fin de semana en una casa abandonada del barrio Libertad. La mujer pidió la perimetral contra el hombre, que tiene antecedentes de violencia.

Denunció que fue abusada por el ex de su prima y está atemorizada porque el hombre sigue libre

Una mujer del barrio Libertad, de 30 años, casada y madre de tres hijos, denunció un caso de abuso sexual que se encuentra en plena investigación en la Fiscalía 1 de Cañuelas.

En forma preliminar la justicia solicitó una medida perimetral de acercamiento y un botón antipánico, que ya fueron concedidos por el Juzgado de Paz. De todas maneras la mujer relató a InfoCañuelas que se encuentra aterrorizada porque el violador sigue libre.

En su primera declaración ante la Comisaría de la Mujer, la víctima denunció que el fin de semana concurrió al boliche Alcuba junto a sus primas de 26 y 18 años y una amiga de una de ellas. Mientras que sus primeras se fueron a las 5.30 en un auto, ella regresó caminando sola por la calle Ascasubi.

Precisó que al pasar por la plaza del barrio Libertad se apareció de manera sorpresiva un sujeto al que identificó como Pablo, un cargador de pollos que vive en el mismo barrio, ex pareja de su prima mayor. Este sujeto comenzó a preguntarle sobre la otra chica, a lo que ella respondió que se portara bien, que tenía denuncias por violencia de género. “Sí, me estoy portando bien”, le respondió él.

Relató que acto seguido él la levantó a upa y la llevó por la fuerza a una casa abandonada ubicada en Güiraldes entre Laprida y Mendoza. “Me metió en la habitación donde vivió con mi prima. No me acuerdo si había una cama o un colchón, sí que había muchos papeles tirados. Ahí me violó por vía vaginal mientras me decía varias veces que hacía como quince años que quería hacer eso” declaró.

Dijo que en un momento, antes de que el agresor le arrojara el celular fuera de su alcance, alcanzó a llamar a la policía, que arribó a los pocos minutos. Ante el estado de crisis de la mujer los efectivos llamaron a una ambulancia que la trasladó al Hospital donde le aplicaron suero y el kit preventivo anticonceptivo y antiviral. 

Ante las preguntas del oficial de policía respondió que no pudo defenderse porque el agresor es muy robusto, de casi 1,90 de estatura, y porque temía que la matara o que la cortara, como había hecho con su prima. Además, subrayó que el sujeto estaba bajo los efectos de droga y que desde los 15 años este mismo sujeto agredía a su prima pegándole la cabeza contra la pared y arrastrándola por el piso.

La justicia de Paz ordenó una medida cautelar por el término de seis meses, que incluye la prohibición de acercamiento en un perímetro de 200 metros y el cese de cualquier contacto por medios telefónicos o redes sociales. Además, se ordenó entregarle un botón antipánico en su celular, medida que ya fue cumplida por la secretaría de Seguridad del municipio.