Volver a sección

| Policiales

Denuncian una estafa en un Pagofácil de Cañuelas

Una auxiliar docente denunció que el cajero del puesto ubicado en supermercado VEA utilizó los datos de su tarjeta para hacer compras por más de 7 mil pesos. El empleado fue despedido de inmediato.

Una auxiliar docente denunció que el cajero del puesto ubicado en supermercado VEA utilizó los datos de su tarjeta para hacer compras por más de 7 mil pesos. El empleado fue despedido de inmediato.

Denuncian una estafa en un Pagofácil de Cañuelas

 Foto referencial.

Desde hace más de un año Fabiana Banegas suele pagar el plan de ahorro de su auto en el Pagofácil que funciona dentro del Supermercado VEA de Cañuelas. Así lo hizo por última vez el 25 de agosto mediante su tarjeta de débito asociada a la cuenta sueldo. Para su sorpresa, en los días posteriores halló una serie de gastos que no había realizado.

Todas las sospechas apuntaron al cajero del Pagofácil, que tras la denuncia de Banegas en la sucursal, fue inmediatamente despedido.

Fabiana descubrió la maniobra casi por casualidad cuando su esposo la convenció de asociarse al homebanking. Al hacerlo le aparecieron compras por 7.700 pesos realizadas a lo largo de varios días, por montos de entre 500 y 2.700 pesos.

Tras solicitar un turno en el Banco Provincia, los agentes revisaron los gastos verificando que se habían realizado a través de Mercado Pago. Todas las compras eran en una tienda on line (de razón social Chizzolovo).

En el detalle de los movimientos de su tarjeta aparecía el pago del auto realizado el 25 de agosto a las 17.14. A las 17.18 apareció la primera compra a Chizzolovo y en días posteriores todas las demás. En general era de 500 o 1000 pesos y había una por 2.700.

Las compras fraudulentas realizadas en Chizzolovo vía Mercadopago.

“Yo siempre fui muy clásica en el manejo de la tarjeta, nunca me llevé bien con la tecnología, sabía que me entraba tanto de sueldo e iba haciendo un cálculo mental de los gastos. Además, por cercanía y comodidad siempre usé el Pagofácil de VEA, donde te atienden muy rápido. Mi marido me insistió para que me asociara al homebanking y mientras lo iba haciendo con él aparecieron esos gastos de Mercadopago que yo no había realizado”.

“En el cajero de VEA siempre me atendió una chica con la que no hubo ningún problema. El 25 de agosto le pagué por primera vez a un empleado nuevo, cuyo aspecto me llamó la atención. Todo indica que luego de manipular mi tarjeta para pagar la cuota del auto, entre que me preparaba el ticket y cerraba el trámite hizo la compra de Chizzolovo y luego usó mis datos para las compras posteriores”, indicó Banegas.

En el Banco Provincia el 2 de septiembre, cuando concurrió, le iniciaron el trámite para reintegrarle el dinero, aunque al darle de baja la tarjeta de débito, le bloquearon el sueldo que le ingresó el 5 de septiembre. Recién lo tendrá disponible en los próximos días, cuando reciba el nuevo plástico.

“Cuando fui al Banco lo primero que me dijeron es ¿qué está pasando con los Pagofácil? No me dijeron si todas las denuncias fueron por el cajero del VEA, pero sí me dijeron que hubo otras estafas por montos mayores, de 14.000 y 40.000 pesos”, añadió Banegas, que trabaja como auxiliar docente en un centro de educación física.

Con la documentación que le dieron en el Provincia fue a la sucursal de VEA, donde habló con Sergio, el encargado. Éste de inmediato la puso en contacto con la encargada regional de Pagofácil, en Luján. “Me atenderion muy bien, me devolvieron el dinero y ese mismo día despidieron al empleado cuando terminó su turno. Hacía poco que trabajaba”, añadió.

Banegas quiso hacer público el incidente para que los clientes de estos centros de pago extrabancarios revisen sus resúmenes y verifiquen si existen consumos no realizados.

x