Volver a sección

| Policiales

Denuncian al ex intendente Domínguez por lesiones

Una arquitecta que construye una vivienda en un terreno contiguo denunció que el ex alcalde la golpeó. También hubo disparos. Domínguez ya fue condenado en dos oportunidades por la justicia penal.

Una arquitecta que construye una vivienda en un terreno contiguo denunció que el ex alcalde la golpeó. También hubo disparos. Domínguez ya fue condenado en dos oportunidades por la justicia penal.

Denuncian al ex intendente Domínguez por lesiones

 Jorge Domínguez en 1998. Foto archivo InfoCañuelas.

Jorge Claudio Domínguez, electo intendente de Cañuelas en 1983 por la Unión Cívica Radical y reelecto en 1987, enfrente una denuncia por lesiones que realizó la arquitecta Cecilia Blasco, a cargo de una obra que se levanta en un terreno lindero a la casa del ex funcionario.

Según consta en la denuncia que investiga la Fiscalía del Dr. Roberto Berlingieri, el 25 de octubre pasado albañiles escucharon disparos y gritos de Domínguez, pidiendo que pararan los trabajos. Unos días antes había autorizado la colocación de andamios dentro de su patio.

Durante la tarde la arquitecta Cecilia Blasco y su madre, Susana Gaudenzi, se dirigieron a hablar con el ex funcionario. Fueron recibidas por su esposa, Edith Vega.

La discusión con Vega habría subido de tono, con recriminaciones hacia los operarios por la rotura de una mesa, producto de la caída de un ladrillo.

Blasco denunció que en medio de la discusión irrumpió el ex intendente, quien le aplicó un puñetazo en el rostro provocándole un corte en el labio y que luego, cuando intentó escapar hacia la calle, la tomó de atrás ahorcándola. La propia Vega los separó.

Tras radicar una denuncia en la Comisaría de la Mujer, interviene en la causa por “Lesiones” el fiscal Roberto Berlingieri y el juez Federico Atencio.

Domínguez ya fue condenado en dos oportunidades por delitos de sangre.

En abril de 1990 –cuando cumplía su segundo mandato al frente de la comuna de Cañuelas– asesinó a Carmen Rodríguez de González, con quien mantenía una relación sentimental. Tras matarla a balazos en la panadería que la mujer atendía en la calle Lara, intentó suicidarse, pero el disparo no alcanzó a perforar el cráneo.

En mayo de 1993 fue condenado a sólo tres años de prisión. La justicia tomó como válidas las argumentaciones de su abogado, Máximo Von Kotsch, quien planteó que Domínguez actuó bajo los efectos de una emoción violenta.

En septiembre de 1998, cuando se preparaba para volver a la actividad política, protagonizó un segundo incidente. Durante una discusión en un camino rural de Vicente Casares efectuó cuatro disparos contra Jorge Sittner, un vecino de Máximo Paz, dejándolo malherido. Ese mismo día había comprado el revólver. Estuvo un año prófugo antes de ser detenido. En 2001 fue considerado reincidente y condenado a seis años y medio de prisión.

La Arq. Blasco recibió la promesa de que contaría con vigilancia policial, la que hasta el momento no fue asignada.

INFOCAÑUELAS
x