17 de abril. Cañuelas, Argentina.

weather 13º

Denuncia de abuso sexual en Alma Errante: cómo sigue la causa

Se analizará una prenda íntima de la víctima para determinar la presencia de ADN masculino. Los menores que se hallaban en el local podrían declarar en Cámara Gesell.

La menor dijo que fue abusada en un sillón.

La menor dijo que fue abusada en un sillón.

La Fiscalía Nro. 1 de Cañuelas ordenó una serie de medidas en la causa en la que se investiga la presunta violación de una niña de 13 años, hecho que habría ocurrido el fin de semana en el interior del pub Alma Errante.

El fiscal Lisandro Damonte dispuso peritar la prenda íntima que usaba la menor; un análisis de las cámaras de seguridad; y la citación de testigos para determinar la secuencia de los hechos.

La denuncia fue radicada por la madre de la niña, que en las primeras horas del sábado la vio con la ropa desordenada y una marca en un pecho. La chica no recordaba bien lo que había ocurrido: dijo que estaba mareada y que había alguien encima de ella, aunque no supo decir si hubo penetración.

Como lo adelantó InfoCañuelas, la víctima no quiso someterse a reconocimiento médico por lo que no se logró constatar la existencia de lesiones producto de una relación forzada. Sí se secuestró la prenda íntima que se enviará a laboratorio de inmunopatología de La Plata para determinar la existencia de ADN masculino, además del propio.

LA VERSIÓN DE LOS HECHOS

La nena de 13 años se encontraba en el Alma Errante en compañía de una hermana, también menor de edad. De acuerdo a los primeros testimonios escuchados, en un momento se sintió mareada, su hermana la dejó en un sillón y le pidió a un amigo, de 16 años, que la cuidara.

En la mañana, al llegar a su casa, su mamá la vio con la ropa desordenada y le observó una marca de succión en un seno.

"La nena dice que no sabe si hubo penetración o manoseos, porque estaba mareada. Sí se acuerda de que una persona de sexo masculino al que no conoce estaba encima de ella y que tenía mucha fuerza" reveló una fuente con acceso al expediente.

De una primera visualización de las cámaras de seguridad de la calle no surge ningún elemento de valor para la investigación. Sí se logró determinar la presencia de algunos menores, los que serán citados como testigos para declarar en Cámara Gesell, si sus padres lo aprueban.

También se solicitó identificar al joven que quedó al cuidado de la nena, ya que no está claro si es un testigo o si tuvo alguna responsabilidad en el presunto abuso.

Al concretarse la denuncia, Alma Errante fue clausurado por la Justicia de Faltas debido a la presencia de menores. En simultáneo se buscó preservar la escena de los hechos ante eventuales pericias o reconocimientos que ordene la justicia.

El local permanece clausurado a la espera del fallo del juez Fabián Silveti.

Escrito por: Redacción InfoCañuelas