Volver a sección

| Policiales

Decretaron la detención del hombre acusado de morder y seccionar una oreja

Sin embargo se bajó la calificación de “lesiones gravísimas” a “lesiones graves”.

Sin embargo se bajó la calificación de “lesiones gravísimas” a “lesiones graves”.

Decretaron la detención del hombre acusado de morder y seccionar una oreja

 Lisandro Damonte. Archivo InfoCañuelas.

El juez Martín Miguel Rizzo ordenó la detención de Marcos Antonio Gigena, el hombre acusado de morderle y seccionarle la oreja a Edgardo Omar Gelvez durante un enfrentamiento ocurrido el 19 de enero pasado en la intersección de calles Uruguay y San Martín, en la ciudad de Cañuelas.

Como lo adelantó InfoCañuelas, previo mantener un enfrentamiento verbal, Gigena y Gelvez se tomaron a golpes y durante la reyerta Gigena procedió a morderle la oreja izquierda, provocándole la sección completa del órgano auricular.

En el transcurso del enfrentamiento dos personas que los acompañaban, de apellidos Pereyra y Villanueva, intervinieron en la pelea, provocándose tambien lesiones recíprocas, aunque de carácter leve.

Fuentes judiciales indicaron que en su declaración indagatoria, Gigena dijo que fue atacado por Gelvez y un amigo de éste; y que él solamente se defendió. Además expresó que tenían un problema de vieja data por haber trabajado para el padre del damnificado.

En la causa número 06-03-252-21, el fiscal Lisandro Damonte solicitó la detención de Gigena por el delito de “lesiones gravísimas”, al considerar que  el pabellón auricular tiene una función fundamental en el sistema auditivo: captar las vibraciones sonoras y redirigirlas al oído; y que la pérdida de la oreja provoca secuelas estéticas y funcionales.

En ese sentido, pidió la detención del imputado al observar su conducta violenta, la existencia de riesgo de fuga y el conocimiento previo entre las partes.

El juez Rizzo avaló el pedido del fiscal en el sentido de decretar la detención aunque redujo la calificación de “lesiones gravísimas” (delito que prevé una pena de tres a diez años de prisión según el artículo 91 del Código Penal) a “lesiones graves” (delito que prevé una pena de uno a seis años).

x