20 de mayo. Cañuelas, Argentina.

weather 13º

Comenzó el juicio contra el hombre acusado de esclavizar y embarazar a su hijastra discapacitada

En la primera jornada de juicio testigo contaron los horrores a los que vivió sometida una joven durante 17 años.

Reynoso en la primera audiencia de este lunes.

Reynoso en la primera audiencia de este lunes.

En 2017 las crónicas policiales del país se ocuparon de Miguel Ubaldo Reynoso, un hombre de 61 años que está acusado de prolongados y múltiples abusos contra su hijastra discapacitada (J.) con quien tuvo tres hijos, dos de ellos cuando la víctima era menor de edad. 

La joven fue rescatada en una casa del barrio San Esteban, donde vivía en condiciones infrahumanas, solamente equipada con un tacho para hacer sus necesidades. Además, bajo amenaza de muerte, Reynoso le prohibía salir de la casa para que no contara a sus vecinos los vejámenes a los que era sometida.

A seis años de que el caso saliera a la luz, este lunes 20 de marzo el Tribunal Oral Nro. 4 de La Plata -conformado por los jueces Carolina Crispiani, Emir Caputo Tártara y Juan Carlos Estrada- comenzó el juicio oral y público contra el llamado “Chacal de Cañuelas”.

El proceso se inició gracias a la oportuna intervención del abogado penalista de Gral. Belgrano, Julio César Torrada, apoderado de la hermana de la víctima (M.), quien se opuso a que Reynoso fuera juzgado en un juicio abreviado, como pretendía la fiscal Elena de la Cruz Orsi.

“En diciembre, gracias a una consulta que me hizo M., me interioricé de que a Reynoso le iban a dar prisión domiciliaria habida cuenta que su defensa y la fiscal habían celebrado un acuerdo para hacer un juicio abreviado, que es una figura que no se puede aplicar en estos casos tan complejos. Lamentablemente, como la familia de la víctima es humilde y estaba preocupada por asistir a tres hijitos de la víctima, nadie se ocupó del caso. Por eso corporación judicial estuvo a punto de darle la llave de la libertad a este sujeto que debería recibir una condena ejemplar. Lo que hicimos fue presentarnos en forma espontánea y rechazar de plano cualquier tipo de beneficio para el imputado”, dijo Torrada a InfoCañuelas.

JUICIO EN MARCHA

Es así que este lunes se celebró la primera audiencia del juicio oral con Reynoso en el banquillo de los acusados. Durante gran parte de la jornada permaneció detrás de un pizarrón para que los testigos no se sintieran intimidados.

En primera instancia declararon los hermanos de la víctima quienes contaron que hasta los 3 años J. estuvo al cuidado de su abuela pero que al morir ésta, volvió con su madre biológica, Marcela de E., quien vivía perdida por las drogas y la prostitución. A los 14 años J. fue violada por primera vez por la pareja de su madre, Miguel Ubaldo Reynoso.

“M. describió que cuando la madre de J. se iba, Reynoso se la llevaba a la cama todas las tardes y la violaba. No hay que olvidar que J. padece un retraso madurativo y era menor de edad, lo que agrava sustancialmente la figura del abuso” explicó Torrada.

“J. fue violada durante meses hasta que en un momento la notaron con panza. Estaba embarazada. Ahí Reynoso se la llevó de Monte Grande a una quinta en Cañuelas (calle Ceibo 453 de San Esteban) donde la redujo a la esclavitud y siguió abusando de ella hasta tener tres hijos en común. Durante la jornada de hoy exhibimos los estudios de ADN que demuestran que los tres niños son de él” añadió el letrado.

“En la casa donde estaba recluida J. tenía sólo un tacho para hacer sus necesidades y tenía prohibido socializar. Tampoco iba nadie a hablar con ella. La tuvo en cautiverio durante 17 años”.

“En mis 24 años de penalista jamás escuché un relato tan crudo como el de hoy. Por momentos no pude contener las lágrimas, especialmente cuando M. contó que al día de hoy su hermana no asume que tiene tres hijos. Juega a las muñecas con ellos, les dice ´te presto mi muñeca´, los abrazas, les dice que los ama, pero no entiende que son sus hijos”.


Torrada consideró que Marcela de E., la madre de la víctima, también es responsable de lo sucedido por lo que pidió que sea localizada y llevada ante el Tribunal. Hasta el momento no lograron ubicarla ni notificarla.

En el día de mañana se escucharán nuevos testimonios y se espera que la semana próxima el tribunal dicte sentencia.

Escrito por: Redacción InfoCañuelas