Volver a sección

| Policiales

Cayó una banda que desvalijaba casas en Monte y Lobos

Fue capturada el sábado por la Sub DDI Brandsen en el peaje de Cañuelas. Los sospechosos se negaron a declarar y quedaron detenidos. Los detalles de la investigación. Fotogalería.

Fue capturada el sábado por la Sub DDI Brandsen en el peaje de Cañuelas. Los sospechosos se negaron a declarar y quedaron detenidos. Los detalles de la investigación. Fotogalería.

1 / 7

Dos de los hombres detenidos son peruanos.

1 / 7

2 / 7

2 / 7

3 / 7

3 / 7

4 / 7

4 / 7

5 / 7

5 / 7

6 / 7

6 / 7

7 / 7

7 / 7

Cuatro hombres y dos mujeres a bordo de dos vehículos fueron interceptados el sábado en el peaje de Ruta 3 por efectivos encubiertos de la Sub DDI Brandsen. Desde hacía más de un mes la justicia estaba detrás de esta banda dedicado al escruche de viviendas en Lobos y San Miguel del Monte. Se investiga si además cometieron hechos similares en Cañuelas.

El comisario inspector Miguel Orellano, titular de la Sub DDI, habló con InfoCañuelas para brindar detalles de la investigación que condujo bajo las directivas de la Fiscalía 1 de Cañuelas. Explicó que hace poco más de un mes comenzaron a registrarse denuncias de robos en San Miguel del Monte que tenían un mismo patrón: ocurrían los viernes o sábados en casas generalmente desocupadas.

A partir del testimonio de vecinos e imágenes obtenidas por las cámaras de seguridad tanto del municipio como privadas se logró establecer que la banda se movilizaba en dos autos: un Peugeot 208 azul y un Peugeot 307 negro, ambos con matrícula registrada en Capital Federal, uno de ellos con pedido de secuestro.

Además, se pudo establecer que las mujeres se ocupaban de hacer la inteligencia sobre las viviendas, tocando timbre, tirando piedras sobre el techo, dejando papelitos en el marco o llaves en la cerradura, mientras los hombres merodeaban la manzana en los autos haciendo de campana. Cuando comprobaban que en los inmuebles no había moradores invertían los roles: las mujeres vigilaban en las esquinas y los hombres cargaban el botín en los vehículos.

A partir de esos datos reunidos en la Fiscalía 1 de Cañuelas por el comisario Orellano y su personal, se decidió montar un operativo cerrojo entre el viernes y el sábado, con la expectativa de que la banda repetiría el patrón delictivo.

Es así que el sábado 18 de septiembre las cámaras de monitoreo del municipio detectaron a los Peugeot ingresando a Monte en horas del mediodía. Personal encubierto en motos y autos particulares los siguió, dejó que robaran la vivienda que tenían en la mira y luego los persiguieron en forma discreta por Ruta 3 en dirección a Cañuelas.

Dos de los detenidos son peruanos./span>

En simultáneo el personal del peaje fue puesto a resguardo en una oficina y policías encubiertos ocuparon las cabinas. Cuando los conductores de los Peugeot frenaron para abonar, fueron bloqueados por un patrullero en la parte delantera y los móviles encubiertos que los venían siguiendo.

“Al revisar los vehículos hallamos elementos que fueron sustraídos ese día en Monte y para nuestra sorpresa hallamos elementos que el mismo día habían sido denunciados en Lobos. Por ese motivo no descartamos que la banda haya operado también en Cañuelas, ya que les quedaba de paso”, indicó el comisario Orellano.

Entre los elementos repartidos en los vehículos había dinero, electrónicos, garrafas, prendas de vestir, herramientas y hasta juguetes. No se secuestraron armas ni drogas aunque sí los celulares de los seis integrantes, cuya apertura ya fue solicitada por el fiscal Lisandro Damonte.

El domingo, tras negarse a declarar ante el fiscal, los seis delincuentes quedaron detenidos a disposición del Juzgado de Garantías 4 de La Plata a cargo del Dr. Guillermo Atencio por el delito de Robo calificado por efracción. Sólo uno de ellos (el conductor del Peugeot azul) dijo que lo habían contratado como chofer para hacer un flete de mercadería desde Monte a Capital en un auto que le proveyeron. Un burdo pretexto imposible de creer.

Sobre los detenidos, se trata de cuatro argentinos y dos peruanos residentes casi todos en el barrio de La Boca y uno en Avellaneda. Se cree que tendrían antecedentes aunque el informe llegará en las próximas horas.

Como próximo paso la Fiscalía 1 de Cañuelas hará un sondeo de las denuncias efectuadas en las últimas semanas en Cañuelas para determinar si en alguna aparece alguna mención al auto negro o azul.

Galería multimedia

La noticia en imágenes y videos

x