Volver a sección

| Policiales

Causa por drogas: Capponi se negó a declarar y sigue detenido

El comerciante se rehusó a prestar declaración ante el fiscal. Le secuestraron cocaína en el auto; marihuana y dinero en su domicilio. Fernando Martínez asumió su defensa.

El comerciante se rehusó a prestar declaración ante el fiscal. Le secuestraron cocaína en el auto; marihuana y dinero en su domicilio. Fernando Martínez asumió su defensa.

Causa por drogas: Capponi se negó a declarar y sigue detenido

 Capponi en el momennto de ser aprehendido.

El comerciante Beltrán Capponi, de 41 años, nacido en Lobos y domiciliado en Cañuelas desde hace más de una década, permanece detenido acusado del delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización. Este lunes al mediodía, asistido por el abogado Fernando Martínez, se negó a declarar ante el fiscal Lisandro Damonte.

La causa se inició el sábado 12 de diciembre, en horas de la tarde, de forma totalmente causal. ¿Qué dijeron en el expediente los policías que lo apresaron? Que estaban haciendo un seguimiento discreto de una moto sospechosa cuando en la intersección de Hipólito Yrigoyen y Azcuénaga un auto se les atravesó en el camino con la aparente intención de favorecer la huida de los motociclistas.

Si bien la moto logró esfumarse, los uniformados lograron parar el vehículo, un Chevrolet Celta patente LPM 833. Al requisar el habitáculo hallaron en la guantera unos 3 gramos de marihuana en frascos de vidrio y 15 envoltorios de nylon que contenían cocaína por el peso total aproximado de 4,3 gramos -guardados en un estuche de anteojos-. 

Asimismo, en el panel de la puerta delantera izquierda encontraron 69.990 pesos, con varios billetes de baja denominación.

A partir de este hallazgo Capponi quedó aprehendido a disposición del fiscal en turno, Lisandro Damonte, quien solicitó la detención, concedida el domingo al mediodía por el juez Guillermo Atencio. El titular del Juzgado Nro. 1 también autorizó un allanamiento a la morada de Capponi, la que se concretó el domingo a la tarde.

En ese procedimiento realizado en la calle Sarmiento al 1000 la policía incautó lo que ayer reveló InfoCañuelas: tres frascos de mermelada (de similares características a los que estaban en el auto) conteniendo 44 gramos de marihuana, algo más de 450 mil pesos y 1.500 dólares. Asimismo, hallaron varios proyectiles y cartuchos de carabina, algunos percutados.

Fuentes judiciales consultadas por InfoCañuelas indicaron que previo al allanamiento en esa vivienda, Capponi dio dos domicilios diferentes, primero la calle Moreno 485 y luego una casa de la calle Brandsen, pero a partir de una pesquisa policial, se determinó que vive en Sarmiento al 1000. Cuando los uniformados allanaron esa vivienda, los familiares que estaban en el lugar indicaron que la importante suma de dinero en efectivo no le pertenecía a Capponi, por lo que ahora, según los voceros, deberán presentar la documentación que acredite su origen.

Hasta el momento lo que más complica al imputado son las dosis de cocaína encontradas en su auto, una cantidad que no resulta compatible con un consumidor, dijeron los voceros.

Esta mañana el letrado cañuelense Fernando Martínez fue incorporado al expediente como defensor. Ante un llamado de InfoCañuelas dijo que por el momento no pidió ninguna medida concreta hasta poder tomar vista de la causa. “Conozco a la familia de Beltrán desde hace muchos años y por eso he decidido asumir la defensa. Por el momento no tengo los elementos que necesito para hacer la defensa técnica, en cuanto logre ver el expediente analizaré los pasos a seguir”, señaló. 

Capponi, oriundo de Lobos, llegó a Cañuelas hace poco más de una década. Su primera actividad comercial fue el almacén Los Delfines ubicado en Moreno y Acuña. Posteriormente ingresó como supervisor regional de ventas de Coca Cola Reginald Lee, trabajo al que renunció hace unos años para continuar en otra distribuidora de bebidas. Su padre trabajaría en la Secretaría de Prevención de las Adicciones, según manifestó en un llamado a InfoCañuelas.

En agosto de 2010 asumió como vocal titular de la UCR de Cañuelas, durante la presidencia de Horacio Cabrera. Dirigentes del partido indicaron que dejó de militar cuando concluyó su mandato, en 2012.

x