Volver a sección

| Policiales

Caso Massa: a casi tres años del crimen se inició el juicio oral y público

En la primera jornada el Tribunal rechazó el pedido de nulidad del estudio de ADN que complica a uno de los imputados.

En la primera jornada el Tribunal rechazó el pedido de nulidad del estudio de ADN que complica a uno de los imputados.

Caso Massa: a casi tres años del crimen se inició el juicio oral y público

 Julio Beley y su defendido, Luli Sagini.

Este miércoles 10 de junio se realizó la primera jornada del juicio oral y público contra Fernando Marconi y Edgardo "Luli" Sagini Rodríguez, imputados en el crimen de los hermanos Leonardo y Marcelo Massa, ocurrido en Cañuelas el 1 de julio de 2012.

En la apertura del juicio el nuevo abogado de Sagini, Julio Beley, reclamó la nulidad del cotejo de ADN realizado sobre su defendido, al objetar que la muestra sanguínea fue obtenida de manera compulsiva. Además, planteó que en el expediente no se hallaba incorporada el acta que describía el modo en que fue realizada dicha prueba. Para Beley estas "irregularidades" vulneraron los "derechos constitucionales" de su cliente.

Tanto la fiscal de juicio Rosalía Sánchez como Fabián Améndola -uno de los abogados de la familia Massa- rechazaron al planteo explicando que cuando un imputado es sujeto de prueba no puede negarse a una extracción de sangre y en caso de persistir en la negativa se contempla la toma compulsiva sin que la misma pierda validez. Citaron abundante jurisprudencia que avala esta medida, petición que fue acompañada por el Tribunal.

La prueba de ADN que Beley intentó neutralizar es de vital importancia en la causa. Como se recordará, el asesino de los hermanos Massa perdió una zapatilla de marca New Balance en el Supermercado Doña Rosa. Los restos de piel obtenidos del calzado fueron comparados con el ADN de Sagini, dando como resultado una plena coincidencia.

Los primeros testigos citados en la jornada de hoy estuvieron relacionados con el primer delito que se le imputa a Sagini: un robo agravado cometido en 2012 del que resultaron víctimas tres jóvenes de Los Hornos: Cristian Escudero, Nicolás Fernández Vázquez y César De los Santos, el primero de los cuales sufrió un botellazo en el rostro.

Llamativamente, varios policías citados como testigos dijeron no recordar el hecho, aunque el oficial del GAD Santiago Hernández y el comisario Wilfredo Vilca -titular de la comisaría 3ra. de La Plata al momento del hecho- sí recordaron que tanto el agredido como sus familiares sindicaron a un tal "Luli" Sagini como autor del hecho, aunque nunca lograron detenerlo.

Las audiencias continuarán el viernes 12 de junio a las 8, oportunidad en la que se abordará el segundo hecho que también tiene como imputado a Fernando Marconi: el asalto al supermercado chino de Los Aromos, ocurrido el 17 de junio de 2012.

La fiscal Rosalía Sánchez indicó que durante el proceso se intentará demostrar que Sagini cometió el asalto al supermercado de la calle Perú mientras Marconi permanecía en la vereda sobre una moto negra, con un casco blanco. El mismo modus operandi se reiteró el 1 de julio en el supermercado Doña Rosa. 

Según Sánchez, mientras una moto Honda Storm permanecía estacionada a contramano sobre Libertad, Sagini ingresó a Doña Rosa y al toparse con Leonardo Massa en la caja registradora, efectuó un disparo intimidatorio con intención de robo. Marcelo, que se hallaba en el fondo del local, corrió hacia el frente. Los dos hermanos se trenzaron en lucha con Sagini, quien logró zafarse realizando dos disparos contra la humanidad de los comerciantes. El primer impacto dio sobre la arteria aorta de Marcelo, matándolo en el acto, mientras que el segundo disparo impacto en el tórax de Leonardo, quien falleció minutos más tarde camino al Hospital Angel Marzetti.

Juan Tiberio –otro delos abogados de la familia Massa- describió que los dos homicidas realizaron una división de tareas y que Marconi permaneció en la calle con el casco colocado porque era conocido en Cañuelas, especialmente por Marcelo Massa, quien fue víctima de un asalto cometido por él unos años antes.

Tanto Beley como Rubén Carrazzone -abogado de Marconi- pidieron la absolución de sus defendidos al señalar que fueron ajenos a todos los hechos mencionados. 

La fiscal anunció además que se incorporarán a la causa las actuaciones por la muerte de Mario Corbalán, considerado un testigo clave.

INFOCAÑUELAS

x