20 de abril. Cañuelas, Argentina.

weather 24º

Atacaron a una jubilada cuando dormía: le robaron los ahorros y le envenenaron un perro

Ocurrió esta madrugada en Av. Libertad al 1.300. Se llevaron dinero, alhajas y una moto.

La zona del asalto. Google Street View.

La zona del asalto. Google Street View.

Una mujer de 60 años que vive sola en Av. Libertad al 1.300 de la ciudad de Cañuelas fue atacada por al menos dos delincuentes que se metieron en su casa cuando dormía. Antes de ingresar y forzar una reja, le envenenaron un perro.

El incidente ocurrió esta madrugada en la vivienda de la señora María Dieste, viuda de Ferreira. En diálogo con InfoCañuelas la mujer -todavía en shock- reconstruyó la noche de terror que le tocó vivir.

“Habrán sido las 3 y media de la mañana. Yo estaba durmiendo. De pronto me despierto y me encuentro con una persona que me estaba tapando la boca. Me dijo ´no grités, dame la plata´. Así que le di lo que tenía, unos 40 mil pesos y unos dólares de ahorro, pero no se quedaron conformes. ´¿Dónde tenés el fajo?' me decían. Así que me encerraron en el baño y se pusieron a revolver la casa” relató María.

Los delincuentes eran al menos dos, uno de ellos tenía el rostro semicubierto por una capucha y el otro con barbijo. Ambos llevaban guantes. En esa hora que para María fue un siglo la amenazaron para que les diera más dinero. “En un momento me pusieron algo en el cuello, no sé si era un arma porque no vi, pero me decían que si no les daba el fajo, me iban a cortar los dedos. Yo les decía que por favor se fueran, que no aguantaba más, que no tenía más plata, que seguramente se habían equivocado de casa”.

Finalmente se fueron con los 40 mil pesos que la mujer guardaba para pagar unos vidrios y una compra en un corralón. También unos dólares que tenía como ahorro, unas cadenitas de oro, la alianza de su marido fallecido y una moto cero kilómetro que uno de sus hijos guardaba en la vivienda.

Al cabo de una hora de tensión, cuando no escuchó ruidos, la víctima salió del baño y se encontró con el triste panorama de su casa totalmente revuelta. “Luego de llamar al a policía pensé ´qué raro que no ladraron los perros´. Salí al patio y me encontré con uno muerto y el otro pobrecito temblando en una esquina, todo asustado, no sé si le pegaron o qué le hicieron”. En el suelo había una empanada mordida, seguramente rociada con algún veneno poderoso.

“Cañuelas está terrible. Hace cuarenta años que vivo en el barrio y nunca pasé por algo así. Y lo más extraño es que ningún vecino escuchó nada” dice la mujer, angustiada y con un hilo de voz.
 

Escrito por: Redacción InfoCañuelas