Volver a sección

Policiales

Asaltaron al comerciante Gustavo Bonavita en su casa

Dos hombres armados irrumpieron cuando se hallaba almorzando. Su esposa quedó en estado de shock y debió recibir asistencia médica.

 Sanibon, el local comercial de Bonavita.

Belgrano al 800, en pleno centro de Cañuelas. Gustavo Bonavita y su esposa, Liliana Irigoyen, se encontraban almorzando este mediodía cuando de pronto fueron sorprendidos por dos hombres armados con pistolas. Los delincuentes redujeron a la empleada doméstica que barría la vereda y de ese modo pudieron acceder fácilmente al interior del domicilio.

Sin darles tiempo a reaccionar, obligaron a las víctimas a permanecer boca abajo en uno de los cuartos mientras se dedicaban a revolver todos los ambientes de la casa.

"Se llevaron plata, joyas, perfumes y ropa, que guardaron en bolsos que le pidieron a mi mujer. Habrán estado como veinte minutos. Actuaron con una tranquilidad increíble. Se hicieron dueños de la casa, como si fueran de la familia" relató Bonavita InfoCañuelas, visiblemente apenado por lo sucedido.

Antes de retirarse maniataron al matrimonio y a la empleada. "Mi esposa entró en shock. Les pedí por favor que no la golpearan. Dentro de todo, por suerte se comportaron bien y se manejaron sin violencia".

Cuando el atraco finalizó, una ambulancia de Aymed concurrió al domicilio para asistir a la mujer.

Ante una pregunta de InfoCañuelas Bonavita consideró que no fue un asalto al azar. Aseguró que hace unos quince días intentaron ingresar, pero no pudieron hacerlo porque la reja se encontraba cerrada.

INFOCAÑUELAS