Volver a sección

| Policiales

Asaltaron a una familia del campo, vestidos de policías

Dos delincuentes armados mantuvieron a una familia maniatada durante dos horas. Se llevaron todos los elementos de la casa. Ocurrió el sábado en el camino del Gasoducto.

Dos delincuentes armados mantuvieron a una familia maniatada durante dos horas. Se llevaron todos los elementos de la casa. Ocurrió el sábado en el camino del Gasoducto.

Asaltaron a una familia del campo, vestidos de policías

 Foto ilustrativa.

La zona rural de Udaondo se encuentra conmocionada por un asalto a mano armada perpetrado el fin de semana por dos delincuentes que actuaron disfrazados como policías. Los integrantes de la familia -que pidieron mantener su nombre en reserva por temor a represalias- estuvieron dos horas maniatados y amenazados de muerte, entre ellos una anciana postrada en una cama.

El hecho ocurrió el sábado 23 de junio, aproximadamente a las 17, en una chacra ubicada en el cruce del camino del Gasoducto y Camino del Potro.

Una camioneta de color crema similar a una Meriva llegó hasta el casco, ubicado a unos 100 metros de la calle. Dos hombres con chalecos de policía se bajaron del vehículo y manifestaron su intención de comprar lechones.

A los pocos minutos usaron sus pistolas para reducir al matrimonio, a un amigo que se encontraba en el lugar y a una mujer mayor, postrada en una cama.

"Nos tuvieron dos horas amordazados y atados de pies y mano. Nos ordenaban que nos quedáramos callados y que no los miráramos a la cara. Fue tremendo, el tiempo se hacía interminable y no sabíamos lo que iba a pasar porque nos decían que nos iban a matar a todos" resumió el propietario de la chacra, en diálogo con InfoCañuelas.

Finalmente se retiraron cuando ya era de noche. Cargaron prácticamente todos los elementos de valor que había en la vivienda, desde dos televisores LED hasta el secarropas, motosierra, herramientas y algo de dinero en efectivo. También se llevaron un lechón frizado y hasta una caja de alfajores.

Cuando los malvivientes se habían marchada la mujer del dueño logró zafarse de las ataduras y liberó al resto. Alcanzaron a ver que los delincuentes escapaban en dirección a Udaondo.

"Llamamos a la patrulla rural y vinieron enseguida junto con el comisario Gómez. No me puedo quejar porque la respuesta fue muy rápida. Se ve que estaban cerca. Nos hicieron las preguntas de rigor, pasaron el alerta, pero el vehículo no fue ubicado", añadió la víctima.

A raíz del hecho la gente de la zona comenzó a hacer circular una nota que será entregada próximamente al intendente Gustavo Arrieta. Le pedirán que le asigne al Destacamento de Udaondo un móvil en condiciones; que aumente el número de personal; y que se le amplíe la zona de recorrido para que llegue hasta la ruta 3 por el camino del ´72 o del Potro (actualmente llegan sólo hasta el camino del Gasoducto).
 

x