Volver a sección

Policiales

Arrieta se reunió con el ministro Alejandro Granados

Hablaron de la inseguridad que atraviesa el distrito. Llegarían más patrulleros y se extendería la presencia de Gendarmería. Este lunes se realizó una nueva marcha de vecinos.

 Arrieta y colegas de la región, reunidos en el Ministerio.

Como se había durante el fin de semana, el intendente Gustavo Arrieta se reunió con el ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, Alejandro Granados.

El encuentro, desarrollado en la sede de la cartera de Seguridad bonaerense, contó además con la presencia de los intendentes Ricardo Curuchet, de Marcos Paz; Gastón Arias de Brandsen y Juan Pablo Anghileri de General Rodríguez, representantes del Tercer Cordón del Conurbano.

Durante la jornada de trabajo, el titular de seguridad anticipó a los jefes comunales sobre la llegada de nuevos patrulleros y la consolidación de estrategias de seguridad pública.

"Nos vamos muy satisfechos de este encuentro, no solamente porque el ministro nos confirmó la llegada de nuevos móviles para nuestros distritos, sino porque también pudimos avanzar en la implementación de políticas conjuntas para la región " sostuvo Arrieta. 

Dentro del "paquete de medidas" que se aplicarían en la zona figuran la implementación de patrullajes a cargo de Gendarmería Nacional.

"La ruta 6 ha crecido con tres parques industriales, el parque logístico y el hospital regional, lo que nos obliga a redoblar esfuerzos para trabajar en la seguridad a nivel local pero articulando con lo regional", destacó el Jefe comunal.

En otro orden, Arrieta no descartó una posible visita del ministro Ricardo Casal a Cañuelas, para avanzar en la implementación de un Juzgado de Garantías. 

En los últimos días el alcalde se reunió en varias oportunidades con el comisario Inspector Víctor Zárate y el sub Comisario Claudio Filito, para evaluar la cantidad de delitos que se van produciendo y los planes de respuesta.

Arrieta intensificó los encuentros con su cúpula policial luego de la inédita ola de robos que atravesó la ciudad, y además ordenó la colocación de diez cámaras adicionales en distintos puntos.

Entre tanto, este lunes 31 de marzo a las 20 se realizó una nueva reunión de vecinos en la plaza San Martín, en demanda de mayor seguridad.

Si bien el número de participantes fue inferior al de la primera movilización, esta presencia de los vecinos en la calle sirvió como mecanismo de presión sobre el gobierno y la policía local. Tanto es así que la tasa de episodios delictivos se redujo abruptamente.

INFOCAÑUELAS