12 de julio. Cañuelas, Argentina.

weather 13º

Arrancó el juicio por las muertes de Yamila Melendres y Liliana Altamiranda

Se busca definir la responsabilidad del empresario Ariel Sack en el siniestro vial que costó la vida de una madre y su hija.

Familiares frente a la sede judicial de La Plata.

Familiares frente a la sede judicial de La Plata.

El miércoles 3 de mayo se puso en marcha en el Tribunal Oral Criminal (TOC) 3 de La Plata el juicio oral y público por las muertes de Yamila Melendres (23) y su madre Liliana Altamiranda (54) en un siniestro vial ocurrido el 12 de marzo de 2020 en la localidad de San Esteban, partido de Cañuelas, provocado por el empresario Ariel Oscar Sack, quien conducía alcoholizado y a elevada velocidad.

En la primera jornada desarrollada en los tribunales de la capital provincial declararon un perito informático y dos sobrevivientes del choque.

El abogado de la familia Melendres, Mariano Costa, explicó a InfoCañuelas que en primer lugar se escucharon audios que el empresario intercambiaba por WhatsApp mientras manejaba, en los que le recomendaban tirarse a un costado de la ruta a descansar debido a su estado alcohólico, pero que siempre se lo notó “ubicado en tiempo y espacio”.

Asimismo, Costa reprodujo el testimonio del conductor de una combi escolar que por milagro no recibió el impacto directo del Ford Kuga. Dijo que el auto “pasó como un misil” sin intentar ninguna maniobra de frenado.

Matías Melendres, conductor del auto en el que iban las víctimas (su madre y hermana) dijo que vio a Sack bajar del auto en forma normal y que hubo gente que intentó llevarlo hacia el supermercado Wanda, ubicado a escasos metros del lugar, para resguardarlo.

Mientras que la defensa de Sack a cargo del Dr. Carlos Silva intenta establecer que por efecto del alcohol el empresario no era plenamente consciente de lo que sucedió, Costa busca probar que siempre estuvo en uso pleno de sus facultades y que manejó alcoholizado a sabiendas del daño que podía causar. 

“Sack no quiso firmar el acta de alcoholemia y en el Hospital Marzetti, cuando le sacaron sangre para hacer el test, tampoco quiso firmar. Estaba consciente de lo que hacía y ya desde un primer momento buscó mejorar su situación procesal”, señaló el letrado.

El proceso continuará este jueves con la declaración de más testigos en tanto que el viernes se escucharán los alegatos.

Un buen número de familiares de las víctimas y vecinos de Virrey del Pino concurrieron a la primera audiencia. Eran tantos que algunos no pudieron ingresar al recinto. En la reja de acceso al edificio judicial colgaron pancartas con un pedido de justicia dirigido a los jueces Ernesto Domenech, Andrés Vitali y Santiago Paolini junto con la imagen de Sack encabezada por la palabra “asesino”.

Familiares colgaron carteles frente a la sede judicial.

El jueves 12 de marzo de 2020 un Ford Kuga que circulaba en sentido Cañuelas-La Matanza a elevada velocidad impactó en la parte trasera de dos autos que se hallaban detenidos en la Ruta 3, a la altura de San Esteban, aguardando el cambio del semáforo.
Como resultado del siniestro murieron dos integrantes de una familia de Virrey del Pino que viajaban en un VW Gold Trend: Yamila y su mamá Liliana. Al volante iba Matías Melendres, que fue derivado al Hospital de la Cuenca Alta con un traumatismo de tórax.

Escrito por: Redacción InfoCañuelas