14 de abril. Cañuelas, Argentina.

weather 19º

Amenazan con cuchillo y roban teléfonos en las plazas del centro a plena luz del día

El lunes se produjeron al menos dos casos en las plazas San Martín y Belgrano.

Plaza Belgrano. Archivo InfoCañuelas.

Plaza Belgrano. Archivo InfoCañuelas.

Dos adolescentes que se encontraban en el centro de Cañuelas sufrieron el robo de sus teléfonos celulares. El ladrón es un chico de la misma edad que -cuchillo en mano- los sorprendió y les arrebató el móvil a la vista de todos. Supuestamente hay cámaras de seguridad y “caminantes” de la Guardia Urbana, pero nada parecer ser suficiente para frenar a estos osados amigos de lo ajeno.

InfoCañuelas habló con la mamá de una de las víctimas, que ante el temor de represalias pidió mantener sus nombres en reserva. 

Contó que el lunes a las 18.40, luego de salir de pos hora, su hijo de 17 años y una amiga se dirigieron a la plaza Belgrano para merendar. Mientras se encontraban en un banco un chico se acercó a una pareja que estaba en el banco de al lado. Les pidió para “pitar” -en alusión a un cigarrillo de marihuana- pero como no tenían, se alejó de ellos.

“Entonces se acercó a mi hijo y le pidió la hora. Mi hijo, con total inocencia, sacó el teléfono para responderle y ahí este chico le mostró un cuchillo y le dijo ´dame el teléfono o te clavo´. Por miedo a que le hiciera algo a su amiga mi hijo le dio el teléfono y este pibe se escapó en bicicleta. El del banco de al lado, que era más grande, se arriesgó y salió a correrlo pero no lo pudo alcanzar”.

“Por suerte mi hijo le dio el teléfono sin resistirse. Siempre le digo que aunque tenga que volver descalzo, que no se resista a un robo. Es increíble, porque todo esto sucedió en medio de la plaza, había mucha gente y todavía estaba claro”.

El muchacho pidió prestado un teléfono, llamó a un familiar que vive cerca y luego se reunió con sus padres para hacer la denuncia. Mientras aguardaban para ser atendidos en la Comisaría 1ra. (el trámite total les demandó una hora y media) otro chico de menor edad estaba llorando, haciendo la denuncia por un hecho similar que le había ocurrido minutos antes en la plaza San Martín.

“Mi hijo está con mucha bronca. El teléfono se lo regalamos hace poco, para el viaje de egresados. También lo utilizaba muchísimo en el colegio para las aplicaciones. Ahora se quedó sin la herramienta de estudio y sin las fotos del viaje”, lamentó la mamá.

Preocupa mucho a los padres esta modalidad delictiva que es un verdadero riesgo para los adolescentes que podrían terminar lastimados o algo mucho peor por un simple teléfono móvil.

Se supone que hay cámaras de monitoreo en las plazas. Si es así, el personal deberá estar más atento para detectar a estos delincuentes con arma blanca. 

La situación requiere que el municipio y la policía vuelquen más herramientas de control para evitar males mayores.
 

Escrito por: Redacción InfoCañuelas