Volver a sección

| Policiales

Alumno del Santa María denunció que el chofer de un micro escolar le pegó

Ocurrió el lunes frente al Ateneo Juan Pablo II. Acompañado por su padre, realizó una denuncia penal.

Ocurrió el lunes frente al Ateneo Juan Pablo II. Acompañado por su padre, realizó una denuncia penal.

Alumno del Santa María denunció que el chofer de un micro escolar le pegó

 El micro del incidente.

Un simple incidente de tránsito ocurrido el lunes 11 de julio derivó en una agresión física contra un estudiante de la Escuela Secundaria Santa María, de acuerdo a la denuncia que la víctima realizó en sede policial.

Los protagonistas fueron un alumno de 16 años y el chofer de un transporte escolar que se hallaba estacionado frente al complejo parroquial, en el centro de Cañuelas.

De acuerdo al contenido de la denuncia a la que tuvo acceso InfoCañuelas, el lunes alrededor de las 15 el estudiante B. O. se desplazaba por calle Lara en la bicicleta de un amigo. A su lado iban unos diez compañeros a pie, todos hacia la clase de educación física que tendría lugar en el Ateneo ubicado en Lara entre San Martín y Del Carmen.

Relató que al llegar al Ateneo y estando sobre la vereda, para evitar chocar a un amigo con su bicicleta o caer al piso, hizo un movimiento que lo obligó a apoyar su mano sobre la parte trasera de la carrocería de un colectivo escolar patente EAQ 091, lo que generó un “ruido prominente”.

Agregó que luego de eso comenzó a caminar hacia la puerta del establecimiento cuando los compañeros le avisaron que el colectivero se acercaba hacia ellos.

Según lo expresado en la denuncia, cuando el chofer preguntó quién había sido el que golpeó su colectivo, B. O. reconoció que había sido él, detallando lo que había sucedido y utilizando el término “boludo” en forma “normal y amistosa”.

El estudiante relató que entonces el chofer le dijo “te voy a apoyar una piña en la cara” y que tras ello le dio “un golpe con la mano abierta detrás de la nunca cercano a la oreja derecha”.

Acto seguido B. O. le contó lo sucedido a los directivos del Colegio, quienes le sugirieron darles aviso a sus padres.

Minutos más tardes los progenitores concurrieron al establecimiento, enfrentaron al chofer exigiendo respuestas por lo ocurrido hasta que finalmente intervino la policía.

El menor, acompañado por su padre W. O. radicó una denuncia penal. Además, concurrió al Hospital Marzetti para realizarse un control médico, ya que tiempo atrás fue sometido a un transplante de la córnea derecha, lo que lo obliga a preservar la zona de golpes o movimientos bruscos. De acuerdo al certificado emitido por la Dra. Priscila Colque, al momento de la revisión no presentaba lesiones visibles.

El padre del estudiante adelantó que durante el fin de semana mantendrá una reunión con un abogado penalista para preparar la demanda.