23 de mayo. Cañuelas, Argentina.

weather 14º

“Ya no hay nada más que hacer”: la conmovedora carta de la familia de Emily

La niña sufrió un reagravamiento de la leucemia luego de dos prolongados tratamientos en España y Singapur.

Emily Pérez.

Emily Pérez.

En los últimos años la salud de Emily Pérez ha sido un vertiginoso sube y baja con períodos de internación y temporadas en las que pudo llevar una vida relativamente normal. En marzo de 2024, con 9 años recién cumplidos, puro retomar el colegio, pero los últimos análisis revelan una reaparición de la leucemia.

Entre los 2 y los 7 años Emily fue sometida a terapias convencionales en Argentina hasta que en 2022 su familia decidió probar con un tratamiento de inmunoterapia en el Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, especializado en oncología pediátrica. El país entero colaboró en la colecta de fondos que en el término de pocos días permitió reunir 80 millones de pesos. 

Si bien los resultados fueron alentadores, la leucemia no desapareció por completo. En marzo de 2023, luego de una nueva colecta que movilizó a la comunidad, fue sometida a transplante de médula en el KK Women's and Children's Hospital de Singapur.

Durante el Domingo de Pascuas la mamá de Emily, Daniela Gajardo, publicó una carta en redes sociales en la que anunció que los valores de células malignas comenzaron a elevarse nuevamente pero que ya no recurrirán a ningún tratamiento médico porque no quedan opciones de cura.

Vivimos días inimaginables...El último veredicto fue que ya no hay más nada que hacer sino esperar. Vivirá sus últimos días y la vamos a acompañar. No vamos a tocarla más, no podemos hacer más nada por ella y nos enviaron a casa.

Ha recibido una transfusión de plaquetas y han pasado días sin requerir nada. No siente dolor y eso es un milagro en sí.

Pero la mirábamos anoche antes de dormir y todo su cuerpo se está llenando (día a día) de grandes hematomas. Siente presión en un ojo, está muy hinchada y con malestar por el avance de la enfermedad.

Y oramos y oramos... y volvemos a orar. Hacemos pactos y nos sentimos acorralados... devastados...

Recordando la historia del Éxodo de Israel de Egipto, tenemos el Mar Rojo en frente y un ejército enemigo detrás que viene a destruir. ¡Queda tan poco tiempo!

Es Semana Santa, estamos toda la familia en casa. Los abuelos lloran en los rincones, los tíos con los ojos hinchados juegan con ella sabiendo que es tal vez el final. Las primitas miran y entienden todo... o capaz nada.

Este es un calvario indescriptible como padres de una niña que ha sufrido tanto el dolor y el estigma de una enfermedad tan cruel casi toda su vida.

¿Qué hará Dios? ¿Estará preparando el mayor de todos los milagros? ¿Lo realizará en estos días, como demostración de su amor y su poder para aquellos que lo dudan o aunque lo haga seguirán sin creer? ¿Le dará descanso y todo acabará aquí? Si es así, sabemos que en un abrir y cerrar de ojos lo próximo que verá será los ojos de Jesús y se despertará sin ningún moretón, sin ningún pinchazo, sin ningún dolor para siempre.

¡Oh Dios, por favor ayúdala pronto! ¡Y que pase lo que pase estemos aferrados a ti con todo nuestro corazón con todas nuestras fuerzas! ¡Cumple tu promesa! ¡Por favor! Ven Señor Jesús.
 

Escrito por: Redacción InfoCañuelas