19 de abril. Cañuelas, Argentina.

weather 24º

Viviendas, planeamiento y servicios. ¿Qué opina la dirigencia local sobre los datos del censo?

Referentes del oficialismo y la oposición brindaron su impresión ante los primeros números locales difundidos por el INDEC.

Nuevos loteos en Alejandro Petión.

Nuevos loteos en Alejandro Petión.

Los datos provisionales del Censo Nacional de Población y Vivienda 2022 indican que en Cañuelas viven 71.149 personas, un 37,1 % más que lo contabilizado en el Censo 2010. Además, hay 27.418 viviendas frente a 18.288 que había hace una década, un incremento del 49,9 %.

Ante un llamado de InfoCañuelas, distintos referentes políticos locales expresaron su mirada sobre estos primeros guarismos. En el oficialismo predomina la opinión de que el crecimiento ha sido ordenado y consecuencia de las políticas desplegadas desde el municipio. En la oposición, en cambio, apuntan que este crecimiento no ha sido acompañado por un planeamiento ni un desarrollo proporcional de los servicios; y que ha sido fruto de la ubicación preferencial de Cañuelas más que de una estrategia de fomento.

Tras cuestionar la lentitud del procesamiento de datos, Leonardo Iturmendi, presidente del bloque de Juntos en el Concejo Deliberante, advirtió que el aumento poblacional no ha tenido un correlato en el desarrollo de las prestaciones básicas. “Estamos teniendo casi un 40 % más de población pero no han crecido los servicios del Hospital Marzetti y de las Unidades Sanitarias. Si bien se ha creado el Hospital Cuenca, tenemos serios problemas en atención primaria. Tampoco creció la estructura de servicios públicos para atender las demandas de la población. Eso es algo que nos debe ocupar de manera urgente”.

Pablo Olveira, principal referente local del vecinalismo, consideró que el crecimiento poblacional ha sido consecuencia del desplazamiento de la gente del gran Buenos Aires que le escapa a la inseguridad. “Lo que sucede es que la inseguridad es un tumor que crece a medida que la población crece, y así como viene gente trabajadora en busca de un mejor presente y futuro, también viene el chorro. Si nos quedamos de brazos cruzados el flagelo de la inseguridad nos va a golpear mucho más fuerte de lo que ya lo estamos sintiendo”.

La concejal del Frente de Todos, profesora de Geografía y cabeza local del Movimiento Evita, Diana Barcia, también se refirió a la seguridad, pero como uno de los factores que han sido decisivos para la llegada de nuevos pobladores. “Percibo que en todos estos años se han venido a radicar a Cañuelas gente de distinta situación socioeconómica atraída por mayor tranquilidad respecto de los focos más álgidos del conurbano o Capital. Son personas que también llegan atraídas por el paisaje local más la cercanía y la conexión vial”.

Sobre el modo en que se ha distribuido esa población consideró que el mayor número se asentó en Máximo Paz, Uribelarrea y también en los barrios de Cañuelas centro. “Cuando uno recorre Los Aromos, Las Costas o el Primero de Mayo advierte que hay una trama urbana cada vez más continua”.

El veterinario Juan Ángel Cruz, concejal del Frente de Todos, dijo que el crecimiento ha sido “parejo” en todo el distrito, desde Máximo Paz hasta zonas rurales o suburbanas. “Lo vemos en el Concejo Deliberante, donde permanentemente nos llegan pedidos de vecinos para abrir o nombrar nuevas calles. Recuerdo que cuando me vine a vivir a Cañuelas en el año 2000 y recorría el campo con Senasa, todo el tramo de ruta 3 cerca del peaje era puramente rural. Hoy hay una franja de barrios y quintas. Lo mismo está sucediendo en el corredor de la 205 hasta Uribelarrea”.

Al ser consultado sobre las razones de este desplazamiento poblacional, consideró que  “las políticas locales, como las inversiones o las universidades, aportan a la dinámica y la tendencia de crecimiento. Lo mismo en Máximo Paz Oeste, donde tenemos un crecimiento enorme. A medida que se dan esos crecimientos llegan escuelas o jardines y eso hace que la gente se quede y más gente venga. Es un proceso complejo”.

Santiago Mac Goey, concejal y precandidato a intendente por el PRO, puso el acento en la ausencia de políticas de planeamiento y a diferencia de sus pares del oficialismo, aseguró que el Estado Municipal poca o nula influencia ha tenido en el desarrollo del distrito. 

“En términos de crecimiento Cañuelas tiene que abrazar a todo el que quiera instalarse para buscar un mejor futuro pero también hay que hacer notar que el gobierno Municipal tiene una deuda enorme con el planeamiento, la infraestructura, el ordenamiento urbano, la regularización dominial... Después de 16 años del mismo gobierno, lo que tenemos en Cañuelas en ese sentido es espantoso y sólo se trabaja en la urgencia. La ordenanza de Planeamiento que tenemos vigente es de los años ´90. Nunca más hemos discutido cómo queremos que Cañuelas crezca”.

Por otra parte Mac Goey pidió que el municipio “deje de arrogarse los logros que le corresponden al sector privado. En los discursos se dicen los mejores gestores, pero Cañuelas ha crecido prácticamente solo, porque está en un punto estratégico. La gestión no acompaña y no ha hecho nada en términos de planificación”.

De forma similar se expresó Carlos Álvarez, otro de los precandidatos a intendente de la oposición, en este caso alineado con Patricia Bullrich. “Cañuelas va a seguir creciendo, por su ubicación estratégica, por ser la puerta al interior de la Provincia de Buenos Aires, por las rutas y autopistas que la atraviesan, etc. Cómo va a seguir ese crecimiento depende de las decisiones que se tomen desde el Estado municipal, y ahí hay poco que contar. Hace años que propusimos desde Juntos crear un Instituto de Estadísticas Cañuelense, porque sin datos es muy difícil gobernar. Lo propusimos en campañas y mediante proyectos en el Concejo Deliberante. Nunca se llevó adelante por el Ejecutivo Municipal”, expresó.

También consideró que es necesario actualizar la Ordenanza de Planeamiento que data de 1994. “En el año 2002 se realizaron pequeñas reformas y eso es todo lo que tenemos. De ahí en adelante, y sobre todo en estos últimos dos años, se han ido desafectando lugares de forma particular, para emprendimientos inmobiliarios públicos o privados, que en muchos casos tienen poco que ver con el ordenamiento urbano. El caso emblemático es el de las 450 viviendas del Procrear en Vicente Casares, desafectando zona industrial. Si seguimos creciendo en forma desordenada, cada vez nos vamos a parecer más a lo que no nos queremos parecer, que es el conurbano bonaerense”.

En la vereda opuesta, el administrador de Vialidad, Gustavo Arrieta, opinó que el crecimiento local sí se ha dado de forma ordenada. “En la década anterior, entre 2001 y 2010, crecimos el 21 % y en esta etapa el 37 %. Esto va acompañado en un cambio en la composición del PBI, de un componente fuertemente rural pasamos aun predominio de lo industrial, seguido por servicios e infraestructura comercial y por último el trabajo generado por el sector rural”.

“También hemos tenido un crecimiento muy importante en cuanto a las viviendas, que se eleva 12 puntos por encima del crecimiento de residentes. Tenemos casi un 50 % más de viviendas, uno de los mayores crecimientos de la provincia de Buenos Aires. Hay que destacar que existen casi 9 mil viviendas más y hemos mejorado notablemente el número de habitantes promedio por vivienda, eso es muy importante”.

“El crecimiento se ha dado en forma ordenada y sin un impacto negativo sobre la infraestructura de viviendas. Cuando tengamos los resultados definitivos vamos a poder profundizar el análisis, pero por lo visto hasta ahora estamos muy conformes”, concluyó Arrieta.

Ayelén Rasquetti, diputada provincial del Frente Renovador, también centró su mirada en el aspecto habitacional. “Sobre la cantidad de habitantes que nos indica el Censo, es lo que veníamos esperando. Siempre que me preguntaban cuántos habitantes tenía Cañuelas yo siempre decía 70 mil porque advertía un crecimiento impresionante. Ahora tenemos que esperar los resultados definitivos para poder hacer un análisis más profundo, por ejemplo conocer la estructura de la población y saber en qué tipo de viviendas vive, si hay un requerimiento habitacional o no y dónde están esos requerimientos. Eso va a ser fundamental para saber dónde tenemos que trabajar y así poder desarrollar un Cañuelas más equitativo para todos”.

A diferencia de todos los demás consultados, el presidente de la Unión Cívica Radical, Cristian Pérez Armari, consideró que los datos aportados por el Censo 2022 no sirven porque el relevamiento fue muy deficiente. “Sé positivamente que en Alejandro Petión, por ejemplo, un montón de gente no fue censada. Si dicen que somos 70.000, debemos ser no menos de 90.000. Los datos no sirven para definir prioridades”.

“En el tema de las escuelas, por ejemplo, el faltante es terrible y si hoy las aulas que tenemos alcanzan, simplemente es porque hay una deserción tremenda, pero lamentablemente no hay datos que nos sirvan para poder trabajar. A mi entender el nuevo gobierno va a tener que hacer un nuevo censo en forma inmediata”.
 

Escrito por: Redacción InfoCañuelas